Sin categoría

para mi tag "estúpidas canciones de amor" en este caso, metalera y de disculpas


hace rato que no publico nada para esta sección del blog, Pero hoy aparecio esta canción, no tenia ni idea de lo decia, pero el subtituado me dio la pauta de que era del subgenero “canciones para llevar la chata”, por lo cual la pongo a disposicion del publico presente.
Los metaleros son gente sensible y a la hora de los bifes no se diferencian mucho de Luis Miguel en las letras.

Sin categoría

pechito bailarin, el rey del palacio del rocanroll, al que hoy me encomiendo,


tiene una plaza que no le hace justicia, en la estacion Carranza, del subte que va a Palermo.
Lo que le hace justicia es él mismo, que se invento una epica, que se cocino una muerte. Pechito Bailarin le dice el calamar,que era tan joven cuando fue abuelo.
De la nada, Abuelo de la nada expresion tomada de Megafon o la guerra, del amigo que escribia poemas a Elbiamor. Todo se relaciona, todo, como en el delirio de un esquizofrenico, y no tengo ganas de dar explicaciones. Miguel, reza por nosotros pecadores vos que estas sentado a la diestra de alguien, en algun lugar

Uncategorized

el cordobazo y la épica de hoy


La historia no “es”, no tiene sustancia o mejor dicho el relato de la Historia es una construcción labil. Cuantos eventos no relevados jalonaran la construccion de lo que despues se vuelve visible, mientras nimiedades se iergen en sucesos que despues se vuelven como icebergs del mar de las cosas y son faros de las generaciones futuras.
En estos dias pasados se conmemora el Cordobazo. El pasado se elige de un menú de sucesos a disposición (recordarlos todos seria como morfarnos la carta entera del Palacio de la Papa Frita)y la memoria, o el relato que quedó de la memoria del cordobazo insiste porque estos son tiempos de pensarnos com un pueblo con protagonismo, lucha, y triunfo.
Estos hombres de ayer escribian la Historia, como nosotros lo hacemos. No sabemos, efectivamente, que Historia estamos escribiendo, pero si sabemos que rumbo queremos tomar. Nacional, Popular, Latinoamericano, de trabajadores mas que de empresas, aunque el trabajador de antes era el obrero y el de ahora es quiza el que espera ser obrero y en realidad pinta paredes para una cooperativa de trabajo. Pero en ambos casos la constante es la lucha por la dignidad. Parece que la dignidad nunca es algo “dado”.
Yo me preguntaba hace un año, si el Cordobazo era la epica de una generación, cual iba a ser la epica de ésta. Supongo que la  muerte de Kirchner, pero mucho mas me gusta pensar que la verdadera epica es el rescate de la idea fuerza de la Patria, que habia terminado siendo patrimonio de la derecha (los unicos que hablaban de patria eran los fachos) y la conviccion de que participar en politica es, definitivamente, una buena idea. Habemus Patria, tenemos que estar a la  altura, aunque sea tirando las bolitas de nuestro pensamiento solidario que termine haciendo caer al caballo donde va montada la Inequidad.

textos de otros

conurbano


Trabajé pasando Monte Chingolo, casi donde se vuelve San José, lugar en el que cada quien de los vecinos viejos tiene o tuvo  un pariente trabajando en la Catorini, en el Frigorifico, se acuerda de cuando el lugar era puro campo y escuchó el kilombo de Viejobueno,en esas navidades cuando en  el cuartel entraron los Montos.
Trabajè del mejor trabajo del mundo: escuchando historias. Veinte años o mas escuchando historias del conurbano.
Ademas vivo alli, en la franja de la clase media que compro lotes cuando no habia nada, antes de los cabecitas. Viaje tanto que (parafraseando a Baglietto) si pagaran por metro yo tendria derecho a un viaje al Turkenstan. Nací y parì en el conurbano. Y entonces tengo derechos. Mios, me los gané a fuerza de ir a Caraza caminando cuando era todo loteo sin casas, cuando habia ranas en los zanjones del fondo, por haber ido a escuela publica donde se juntaba la crema y la nata del barrio, la crema era el hijo del dotor, la nata el hijo del obrero.No tengo ganas de quedar bien con nadie, de ser politicamente correcta, de dejar conforme a los lectores. Por eso le pongo una ficha a Asis, sin justificarme, y transcribo un cacho de la calle de los caballos muertos, cerca de donde vive Pablo y a un paso de Marcela, de Diego, de Daniel. El Turco y  yo no seremos lo que los demas esperan pero conocemos el zoologico, la monada y sabemos que mas alla hay monstruos.Hay espejos y hacemos morisquetas, aca, en la selva.

A Montevideo, la Calle de los Caballos Muertos, se la llama así por motivos estrictamente obvios. Ocurre que a menudo, debajo del puente que divide el barrio Santa María, del Villa Iapi aparecen cadáveres de caballos.

Montevideo viene de más allá del Camino General Belgrano, hay quienes dicen que desde Monte Chingolo. Y en su peregrinar sociológico, atraviesa villas fiscales, barrios levemente superiores, en una estratificada combinación de ranchos, chalets, casas viejas. Hasta llegar a la estación ferroviaria de Bernal, donde, por supuesto, no parece la misma. Las calles, como la gente, cambian; de compasión al principio, Montevideo pasa a despertar admiración, después de todo es simple.
Desde la estación de Bernal, por ejemplo, cualquier Juan del Sur puede tomarse un tren y bajar en la paterna Constitución. Desde aquí, en subte, Juan del Sur puede irse hasta Retiro, desde donde puede caminar hasta una dársena y, si quiere, arrojarse al río roñoso; o subirse a cualquier barco y alcanzar el mar, del mar al océano y tal vez arrojarse de noche, hasta el fondo, si existe. O puede seguir y desembarcar solamente en rincones desconocidos, asombrosos; o en cualquier lugar más o menos semejante, en definitiva, a Bernal.
Tal vez, los caballos que concurren puntualmente a morir debajo del puentecito, pretenden llegar, a través del arroyo, al mar, al océano. Y reencarnarse a lo mejor en mitológicos caballos marinos, multiplicarse o diseminarse. Vaya uno a saber.
Es cosa sabida por todos los pobladores que el arroyo que pasa por debajo del puente conduce locamente hacia el océano; siempre lo dijo Zacarías, que navegó hasta Lisboa y sabe. Viene desde nadie sabe dónde; su peregrinar no es sociológico pero sí rengo: el arroyo atraviesa La Cañada intacta, cruza Zapiola dividiendo a su vez un infame rancherío de Bernal, encuentra Montevideo dividiendo entonces el Villa Iapi de la Santa María, prosigue por turbios parajes de Villa Gonnet hasta llegar a Wilde, y muy pronto a Villa Domínico, sitio declarado histórico, donde el arroyo se reparte en dos bracetes flacos que, independientes, se dirigen hacia el río. Un bracete prefiere tomar por Sarandí, el otro se empecina por Villa Domínico, para juntarse y amigarse en el río, después de haber sorteado estrechos y fascinantes corredores bordeados de ranchos despreciables.
Del Río de la Plata al mar dicen que hay un pasito. Después hacia el océano y hacia las fosforescentes ciudades parecidas, en el fondo, a Bernal.
De manera que los vecinos de Villa Iapi, Santa María, la Cañada, miran la porción que les corresponde del arroyo y se alegran. Se sienten optimistas porque consideran que, a pesar de todo, el mundo los tiene en cuenta. Esta presunción es motivo de grandes orgullos, de memorables festejos referidos al mar que jamás cruzarán, pero que tienen ahí, a un pasito, apenas dejándose arrastrar por la corriente que no existe, de ese arroyo frecuentemente embarrado, transitado por roedores y bichos terribles, desconocidos.
A la altura de Villa Iapi, precisamente por la Calle de los Caballos Muertos, ese arroyo sin nombre tiene un trayecto de escaso cauce. Y para colmo de agua oscura, agua en oportunidades muerta. Sin embargo a veces contiene agua de sobra, abundancia debida, en primer lugar, a la lluvia, a la colaboración de los vientos, y de ninguna manera a maldiciones de Dios, como afirma Insfrán, el paraguayo, y varias señoras santurronas de por ahí. Por lo general se culpa ostensiblemente a Dios cuando el arroyo desborda sin contemplaciones, y los pobladores entonces deben escaparse hacia algún socorrido colegio, enclavado en una zona superior, con pavimento y alta, con las eventuales pérdidas y posteriores enfermedades, debidas sobre todo a las ratas, y no a los pecados irreparables que Dios castiga. Fiesta impune la que realizan las ratas, en los interiores de todos los ranchos, ya sean vivas o bobas, corriendo por los techos o flotando, con la boca abierta, abominablemente, por el agua opaca.”


argentina·zurdaje

Vicios viejos en los que se van a encargar de llevar adelante el proyecto popular



(adenda de video Kirchner contra las runflas, posterior a la escritura de este post, agregada despues de leer el blog Los huevos y las ideas, que lo saco de Carrasco, que lo saco de etc.)
Fui en mipasado, candidata a consejal y a consejera escolar en el Partido Intransigente de Lanus, en tiempos de Menem, y de la Alianza. Sin ninguna posibilidad de ser electa (por el lugar en las listas, casi diría , testimonial)
Me hacia bien pensar que eramos una opcion limpia a la runfla quindimilistica pejotista que goberno lanus durante veintipico de años.
La gente que estaba con Menem, con Duhalde, que estaba en la vereda de enfrente, rapidamente se camufló como Kirchnerista.
Muchos de esos tipos van a estar en las listas de los que queremos el proyecto kichnerista. Muchos son impresentables. Runfla, mala gente, ladrones, narcos. Personas que se cagan en el pueblo.
Yo que nunca fui peronista, sigo creyendo en  las dos o tres cosas que mi poco manejo de la cosa politica me deja pensar. Que el Estado tiene que estar presente, que el mercado no regula por el bien comun, que los Derechos Humanos son prioridad, que las verdades por malas que sean permiten crecer, que a la gente  no se le miente, que al pueblo no hay que usarlo, que la inseguridad se disminuye bajando la corrupcion policial y politica, los negocios turbios, las cajas de la prostitucion y la droga, dando educacion, salud, trabajo y dignidad a la gente, que no existe ninguna posibilidad de derrame de beneficios, sino que el Estado tiene que limpiar la cancha, que los mejores para ocupar los puestos no son necesariamente los amigos, que si bien el progreso no existe, con el tiempo se aprende y hay que capitalizar lo aprendido, que si no viene la Revolucion hay que hacer microrevoluciones y subvertir la injusticia en los espacios que estan a nuestro alcance.
Sere progresista, o quiza ni eso, pero creo en lo nacional, latinoamericano, respeto lo popular, tengo una etica que dice que si no es bueno para mi no es bueno para los otros, Y que si yo me lo merezco, otros tambien. (tratese de salud, educacion o trato)
El grave problema que se enfrenta en eso que fue dado en llamar La profundizacion del Modelo, es que ese modelo requiere un compromiso con algunas ideas que muchos de los tipos que van a estar en las listas a votar no van a llevar adelante. A algunos solo les va el propio lucro y a los negros arreglalos con vintenes.
La verdadera revolución es la ética y algunos no les da ni el prontuario, son tan malos como camaleones, que no engañan a nadie.  Y sin embargo siguen estando alli, en las listas, con Cristina.

Sin categoría

de como Idea Vilarino se dejo boludear por Onetti, o mujeres no se hagan eso.


Leyendo La Oriental, el blog de mi amiga Tessa, que vive en Uruguay y es periodista, venga a que me entero que Onetti no solo era un borrachin noctambulo sino un mal bicho.
Y que Idea Vilariño, su novia de primavera, su amante por siempre jamas, le hizo la segunda, siendo boludeada sin necesidad por el quia. Para el que le interesan las cosas de la literatura, o de mujeres que se dejan usar porque no les importa nada o de puro generosas o tal vez que, los mando a La Oriental, un post sin desperdicio.

Sin categoría

EL Palacio del rocanrroll LA TIENE CLARA, NORTEAMERICA SIEMPRE NECESITA UN ENEMIGO


La seccion menos unitaria del blog, la menos escuchada, la menos servicial, en definitiva la mas inutil de todas las cosas arbitrarias que pueblan los blogues personales, para ventura del Señor.
hoy (suenen trompetas) en el palacio del rocanrroll sting, y RUSOS.
ANTES LOS JAPONESES, LOS MUSULMANES, CUALQUIERA LES VIENE BIEN. La guerra necesita de un enemigo. Ninguna guerra se gana.
RUSOS SUBTITULADO, 
QUE VUELVAN LOS LENTOS, POR FAVOR, aunque yo no baile mas.