en verso·eramos tan jovenes·textos de otros

la bala que llevo en el bolsillo.

un dia,  años atras, volcaron la frase,  era la  primera vez que la escuchaba: la Violencia es la partera de la Historia.
me quede pensando en eso, varios dias, arrastrando las patas como un viejo caballo en vuelta a la calesita.
Siete iglesias siete firman acuerdo  para pedir que no debata el aborto en el congreso, y que con si la muerte se sigue llevando mujeres  pobres-
No hay que ser idiota, el capitalismo seguira siempre defendiendo sus intereses de tendero, con traccion a sangre, y nosotros entretenidos con el diario de yrigoyen, o mas precisamente, con Sucesos Argentinos, y  lo sagrado de lo humano se vuelve asunto de botineras.

Como creci en una argentina violenta y me espanta la muerte inutil, (siempre son los jovenes los que ponen el pellejo)  me es dificil hacer algun elogio, aunque sea tibio, de la violencia.

 Pero lo hare, a contrapelo de la ideologia premium del blog, hipona, porque somos todo lo humano, cada uno.Y Tuñon me habilita, en aquello de ponerle un gatillo a la luna.Buena metafora, porque mas que una magnun, necesitamos ponerle un gatillo a la luna, para que esto cambie de una buena vez.

En este sabado sin sol traigo un poema (de Antonio Orihuela) que me remitio sin escalas a un texto del 70,(era de Carlos Marcucci, del libro de Almendra, una cosa del rock de entonces)  que se de memoria, por que tengo mas memoria que barriga y eso es decir mucho.
Va el texto de buenos aires 1970 y luego unos versos del poema escrito en Moguer, España. Hermoso libro que no tengo en papel sino colgando de un satelite: Piedra, corazon del mundo.

La vida deja sus secuelas, sépalo, deja mancos en Lepanto y qué manera de escribir Quijotes, deja sordos a Beethovenes y hay que escuchar qué musica alarmante componen en silencio, deja muertos a Guevaras en Bolivia y hay que ver como siguen viviendo provistos de mochilas con alimento para infinitas rebeldías, mata Vallejos doloridos y hay que conocer Trilce para saber cuanto humor puede tener el dolor trocado en poesía. Sin embargo, usted lo debe saber, en este país hay gente con pies y manos, gente que escucha perfectamente, que de tan lindos son casi un canto a la armonía. Mírelos bien, desde adentro surgen monstruosamente, hacen cheques de cáncer, reparten la leucemia, desafinan durante épocas enteras de la historia, son, en resumen, abominables. Pero eso si, si tienen un enemigo, si deciden matarlo, si por esas casualidades tienen que matar al enemigo, piden ayuda a otro, porque, de más está decirlo les da asco la violencia.


 Me guardaré en el bolsillo acaso el último de los casquillos de bala
que escapó a la limpieza, que hace años, hizo la Guardia Civil
cumpliendo órdenes superiores.

No bastaba con haber liquidado al enemigo
había que borrar también sus huellas,
reducir aquella guerra
a un ajuste de cuentas con fantasmas rojos, ateos e invisibles,
que tanto desorden habían traído a España.

Sí, así contribuyo también al olvido,
llevándome una bala del calibre nueve y medio.
Una bala demasiado vieja para ganar una guerra.
Una bala que perdió,
en aquel gesto mío,
su blanco
entonces
para siempre

Kinder, Küche, Kirche -decía Hitler.

Iglesia, Fascismo y Puterío
los tres pilares de este país
que quiso derribar un día
la bala
que llevo
en el bolsillo.

Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s