en verso

un post moral. Huid de los pelotudos

¿quien no conocio en su vida a un pelotudo?
Los hay de diferentes clases.Algunos falsamente inocentes Uno piensa, “no vale la pena hacerse problema por lo que dijo ese pelotudo” sin embargo las pelotudeces ocupan un lugar en nuestro pensamiento, y algunos son
 tremendamente peligrosos, porque demasiado ego hace que los pelotudos prediquen boludeces como si fueran verdades reveladas.Y los giles quedamos enroscados.
 Si tuviera que dejar una enseñanza seria “desconfiad de los pelotudos que parecen inofensivos y huid raudamente de los peligrosos”.
Hay pelotudos en todos los ordenes de la vida, 
barriendo las calles o dictando catedra. Los hay fiambreros, maestros de yoga  y periodistas. Los hay porteños, provincianos o del primer mundo 
Para que vean de que hablo, acudirè a Prevert. 

EL GRAN HOMBRE 

 En la casa del tallista de piedra 

donde lo conocí 

se hizo tomar las medidas 

 para la posteridad.

—————————————————.

NO HAY QUE…

No hay que dejar que los intelectuales jueguen con los fosforos
Porque señores cuando se lo deja solo
El mundo mental
Señoooores
No es muy brillante
Y no bien está solo
Trabaja arbitrariamente
Erigiéndose por sí mismo
Y según dicen generosamente en honor los trabajadores de la construcción
Un automonumento
Repitámoslo
Señoooores
Cuando se lo deja solo
El mundo mental
Miente
Monumentalmente.

Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s