zurdaje

el bebe montonero o una canallada mas de Eliaschev

Entro en tw y veo un monton de chistes sobre el bebe montonero: Indago, una nota de perfil de Pepe Eliaschev.
En realidad cuando hay un niño en la familia uno lo lleva donde va. Pero eso no es lo grave, lo grave es lo que Eliaschev hace decir en la entrelinea.

Que se viene el zurdaje, insinua, como Mirta Legrand. Sugiere, que tengamos cuidado que esta lleno de guerrilleros armados el gobierno, que nos van a poner en jaque a nosotros, los pacificos
.
Poco respeto generacional. Ademas una boutade.

Me hace recordar al poema Las viejitas democraticas de Benedetti. Pero aca solo prima la mala
leche
Abal Medina, este es tu tiempo, nosotros aca, te bancamos.
.Un bebé montonero?

Por Pepe Eliaschev

11/12/11 – 12:50
 
El 3 de septiembre de 2006, Juan Manuel Abal Medina le dijo a Laura Di Marco, de La Nación, que “de bebé, mi tío me llevaba a las reuniones sin que se enterara mi viejo”.
El hoy jefe de Gabinete de la presidenta Cristina Kirchner nació el 5 de mayo de 1968. Su tío, Fernando Luis Abal Medina, murió el 7 de septiembre de 1970 en la localidad bonaerense de William Morris, en un enfrentamiento con fuerzas policiales en pleno régimen militar, siendo presidente el general Roberto M. Levingston.
Un parte de la conducción de Montoneros “sobre el combate de William Morris, ante las versiones falsas y contradictorias de la policía”, informaba dos días más tarde, “en virtud de nuestra honestidad revolucionaria”, que “la pérdida de dos combatientes se debe pura y exclusivamente a un error propio, al no haber establecido un adecuado control sobre el lugar en el cual se habían reunido los compañeros”.
Fernando Abal había nacido en 1947, o sea que muere a la temprana edad de 23 años. Pero bastante antes de aquel combate final, el 29 de mayo de 1970, Abal fue uno de los montoneros que concretó en plena calle Montevideo de la Capital el secuestro de Pedro Eugenio Aramburu. Montoneros ultimó a Aramburu el 1º de junio de 1970 en la localidad de Timote. Pero dada la responsabilidad principal de Fernando Abal en el episodio y la extrema clandestinidad que éste exigía, cabe presumir que varios meses antes de aquel hecho ya vivía en condiciones de radical compartimentación.
¿Cómo y para qué un guerrillero de 22 años llevaba a reuniones de revolucionarios a un bebé de 2 años? ¿Le daba la mamadera? ¿Le cambiaba los pañales, que entonces eran de tela? En ese reportaje de hace cinco años, Juan Manuel Abal Medina (h) profesaba palabras que hoy lo explican casi todo: “Cuando uno critica la anécdota, está equivocado. (…). En los procesos históricos siempre se mezclan lo viejo y lo nuevo, pero lo esencial es lo que prima”.
 
Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s