Sin categoría

unplugged


Dicen, y mal, de los geminianos, que son inconstantes. Serán, no lo se, pero yo debo tener un planeta atorrante metido en el medio de las estrellas, porque con el blog fui persistente como las ladillas.

Este blog tiene 1350 entradas en menos de tres años.
Muchas me sorprenden, las escribí cortitas y al pie, y cuando el randomizador las ofrece al desprevenido lector, me pregunto si efectivamente yo escribí eso.
me darè vacaciones de blog, para ver si termino mi novela Kandor para presentarla a algun concurso.
 No es que le tenga fe, es que me mata que ese chino haya muerto sin que yo le encuentre alguna explicación plausible. Jorge se rie de mi novela: hay fumaderos de opio,un personaje que se llama Payaso Cucharita, chinos, esbirros de Lopez Rega, gente que vive bajo una burbuja, el Parque Japonès, el boulevar Artigas, en  Montevideo.

Imaginación no me falta, y en cuanto al talento, invocaremos a las musas.
digo que volvere al blog para mediados de marzo, bronceada y quiza miento. Que sabe uno si volverá, uno le pone fe. Espera.
Siempre pienso que escribir un blog es un acto de fe.De una fe para la cual no no soy agnóstica.
La fe en la vida.
ademas todo lo que hacemos es para que nos quieran. ¿verdad?

Sin categoría

hay un Elder en mi colectivo. O dos.


No miran con asombro el paisaje ni las costumbres. Abúlicos, el exotismo conurbano no los llama a escándalo. Pero debería: no dejo de asombrarme por el peinado y las risas de esas pibas de doce años, el atuendo de esa veterana, el tatuaje de dragon de aquel pelotudo. Miro por la ventanilla y todo me sorprende en mi calle.
Los Elder no. Tampoco se rien ni cotillean. Los justiprecio: pelito cuidadosamente cortado, parecen el tipo que tenia el caballo con voz, Mister Ed. O sea parecen yankis de la decada del 60

Pero claro, son mas jovenes. Con 40 grados en el bondi los Elder usan camiseta de manga corta abajo de su camisa blanca y su corbata anudada: A mi no me engañan facilmente. Esas mochilas negras casi iguales, esa prolijidad de obsesivos, sin embargo el Elder de la derecha tiene el cuello de la camisa mugriento de ser rozado. Mucho uniforme, elder, lavate la camisa. Le dispenso alguna disculpa porque si usas camiseta tenes que traspirar, hermano. Lanus parece el caribe colombiano por la temperatura.
Se me ocurre que los Elder son los niños del maiz cuando se vinieron grandes

Lo mas probable sea que son wasp (blanco, angosajones, y pobres y religiosos) y que hayan nacido en IOWA o en alguna enorme llanura de America y hayan encontrado en la religion un camino seguro, como aca algunas familias pobres habían puesto sus ilusiones en lograr que los hijos fueran milicos o canas. A falta de la posibilidad de darles estudio, un laburo seguro y un uniforme eran como un pasaporte.

Los elder no son elders.  Es decir son muy jovenes: no se rien, no chusmean, parecen prolijos en una revision rapida, no se meten con nadie. Podrian seguir asi aunque en el colectivo subiera la Murga Escalando sin Remedios.

A mi me desasosiega que tengan tan pocos años y parezcan zombies. Pero seguro que son cosas mias. Elder, todo bien. Hace la tuya. Misioná tranquilo. Igual cuando puedas escuchá a Hendrix.

consumo·tiempo

oda a las cosas.


Creci en una casa donde estaba siempre la radio prendida. Recuerdo sobre todo una noblex grisesita, la voz de Carrizo, los gritos de Larrea, quiza tambien Cacho Fontana, a quien mi padre defendiò hasta lo indefendible: lo consideraba un señor intachable..
No recuerdo que se cambiara de dial, la radio acompañaba la vida, sin un protagonismo de estrella, pero constante e incisiva como un dolor de dientes.
Mi viejo sigue escuchando la radio, pero yo no. Sin embargo en la adolescencia  le daba tupido  Modart en la Noche, las siete lunas de crandall, ya me olvide de todo.
Despues la familia fue devorada por la tele,
Mis hijos pasaron del family game a otros aparatos que he pagado pero cuyo nombre ni registro.
La pc. Primero usar el word, hacer banners, y despues internet. Aprender a guglear, ver que los pibes tenian fotolog, abrirme un blog, un tuiter.
La vida alrededor de los aparatos, que se yo.



ODA A LAS COSAS – Neruda

AMO las cosas loca,
locamente.
Me gustan las tenazas,
las tijeras,
adoro
las tazas,
las argollas,
las soperas,
sin hablar, por supuesto,
del sombrero.

Amo
todas las cosas,
no sólo
las supremas,
sino
las
infinita-
mente
chicas,
el dedal,
las espuelas,
los platos,
los floreros.

Ay, alma mía,
hermoso
es el planeta,
lleno
de pipas
por la mano
conducidas
en el humo,
de llaves,
de saleros,
en fin,
todo
lo que se hizo
por la mano del hombre, toda cosa:
las curvas del zapato,
el tejido,
el nuevo nacimiento
del oro
sin la sangre,
los anteojos,
los clavos,
las escobas,
los relojes, las brújulas,
las monedas, la suave
suavidad de las sillas.

Ay cuántas
cosas
puras
ha construido
el hombre:
de lana,
de madera,
de cristal,
de cordeles,
mesas
maravillosas,
navíos, escaleras.

Amo
todas
las cosas,
no porque sean
ardientes
o fragantes,
sino porque
no sé,
porque
este océano es el tuyo,
es el mío:
los botones,
las ruedas,
los pequeños
tesoros
olvidados,
los abanicos en
cuyos plumajes
desvaneció el amor
sus azahares,
las copas, los cuchillos,
las tijeras,
todo tiene
en el mango, en el contorno,
la huella
de unos dedos,
de una remota mano
perdida
en lo más olvidado del olvido.

Yo voy por casas,
calles,
ascensores,
tocando cosas,
divisando objetos
que en secreto ambiciono:
uno porque repica,
otro porque
es tan suave
como la suavidad de una cadera,
otro por su color de agua profunda,
otro por su espesor de terciopelo.

Oh río
irrevocable
de las cosas,
no se dirá
que sólo
amé
los peces,
o las plantas de selva y de pradera,
que no sólo
amé
lo que salta, sube, sobrevive, suspira.
No es verdad:
muchas cosas
me lo dijeron todo.
No sólo me tocaron
o las tocó mi mano,
sino que acompañaron
de tal modo
mi existencia
que conmigo existieron
y fueron para mí tan existentes
que vivieron conmigo media vida
y morirán conmigo media muerte.

Miren, este es Jack Keruac, el psicodelico, de la novela En el Camino.

en verso

la noche mojada


 ETNAIRIS RIVERA poeta contemporanea, nacio a fines de los cuarenta en Puerto Rico.nació el 17 de febrero de 1949, en San Juan, Puerto Rico. 

La noche mojada

Podrías diluirte en la noche mojada 
como que no existen ya los cuentos de ayer, 
y el mundo no es interminable. 

Podrías permitir que te abracen, 
aunque sepas que el idilio dura poco. 

Eres tu propia testigo, caminas 
embriagada del aroma exquisito del presente 
y del que ahora te ama 

y te escribe versos, y te sube a la pirámide, 
y sobre ti se derrama por tantas horas. 

Quién te daría el nombre del amor, 
la melodía exacta 
que no has encontrado en el trapecio. 

Eres tu propia libertad, 
cabalgas arriba de ese amor irresistible


.
Sin categoría

Mil intentos: tan cansada estoy de oirme y no quiero quedarme callada.


MIL INTENTOS

Vamos a ver como es perder lo que encontramos…
Quien arrastró la culpa hasta el baúl de mi carreta 
Si pudiera asesinarla y así librarme, de ella.
De las cosas que no digo, de las que me repito a diario 
Tan cansado estoy de oírme 
y no quiero quedarme callado