Uncategorized

salud a todos los obreros y tambien al poeta, obrero de palabras.

No hay como los rusos para cantarle la epica de las cosas . Amo lo ruso. ¿de donde me viene? Que se yo.  Lo mas temprano que recuerdo eran unos libritos del centro editor de America Latina, una antologia de la poesìa rusa, y Guerra y Paz que debo haber leìdo antes de los quince. Pero no hay como Mayakovsky para celebrar cantos al trabajo, o tal vez a las estrellas 

Oigan, si encienden
las estrellas
es porque alguien las necesita ¿verdad? 

Aprovechando que es el dia del laburo,  celebremos el laburo que hacemos con las palabras, nosotros, molineros que giramos las muelas del molino, con el torrente de las palabras.


EL POETA OBRERO

Vladimir Mayakovsky

Gritan al poeta:
“quisiéramos verte al torno.
¿Los versos?
¡Bobadas!
Eso es para no dar el callo”
Tal vez
para nosotros
el trabajo
es la tarea mas afín.
Yo también soy fábrica,
aunque sin chimeneas,
pero quizá
sin ellas
se pasa peor.
Sé–
odiáis la palabrería.
Talar el alcornoque es vuestro quehacer.
¿Y nosotros?
¿No somos ebanistas’
Transformamos el alcornoque de las cabezas humanas.
Sin duda,
pescar es cosa distinguida.
Sacar la red
y en ellas el pescado.
Pero el trabajo del poeta es más delicado:
pesca a gentes, que no a peces.
Enorme trabajo arder ante el horno,
el rojo hierro templar.
¿pero quién
nos tilda de holgazanes?
Con la lima de la lengua desbastamos los cerebros.
¿quién es mas– poeta
o el perito
que al hombre el bien material?
Iguales.
El corazón es otro motor.
El alma es otro ingenio.
Somos parejos.
Compañeros, dentro de la masa obreras.
Proletarios de cuerpo u alma.
Sólo juntos
hermosearemos el mundo
y lo impulsaremos con himnos.
Pondremos un dique a los chorros verbales,
¡A la obra!
El trabajo es vivo y nuevo.
Y los oradores ociosos–
¡AL molino!
¡Con los molineros!
A girar las muelas con el torrente de las palabras.

Anuncios

2 comentarios sobre “salud a todos los obreros y tambien al poeta, obrero de palabras.

  1. Citando a Federico García Lorca: “No sólo de pan vive el hombre. Yo, si tuviera hambre y estuviera desvalido en la calle no pediría un pan; sino que pediría medio pan y un libro. Y yo ataco desde aquí violentamente a los que solamente hablan de reivindicaciones económicas sin nombrar jamás las reivindicaciones culturales que es lo que los pueblos piden a gritos”.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s