Uncategorized

murio cantando.

En un prologo a la obra de William Blake, Borges termina diciendo “murio cantando” y nos trae su frase:   «El tonto no entrará en el Paraíso, por más santo que sea.» Hoy elegí de sus proverbios del infierno, algunos que me resuenan, aunque provengan del infierno

(algunos) Proverbios del Infierno
(1792)

En tiempo de siembra, aprende; en tiempo de cosecha, enseña; en invierno, goza.

Conduce tu carro y tu arado sobre los huesos de los muertos.

Aquel que desea pero no actúa, engendra peste.

Aquel cuyo rostro no irradie luz, jamás será una estrella.

Un cuerpo muerto no venga injurias.

El rugido de los leones, el aullido de los lobos, la ira del tempestuoso mar y la espada destructiva
son porciones de eternidad demasiado grandes para el ojo humano.

El zorro condena la trampa, pero no a sí mismo.

El gozo fecunda. El dolor engendra.

El ave un nido, la araña una tela, el hombre la amistad.

El egoísta necio que sonríe y el necio sombrío y ceñudo serán tenidos por sabios y se tornarán la norma.

Lo que hoy está demostrado, una vez fue imaginado.

La rata, el ratón, el zorro, el conejo, cuidan de las raíces; el león, el tigre, el caballo, el elefante, de los frutos.

La cisterna contiene, la fuente rebosa.

Un pensamiento llena la inmensidad.

Si estás siempre pronto a expresar tu opinión, el vil te evitará.

Quien ha soportado que abuses de él, te conoce.

Los tigres de la cólera son más sabios que los caballos del saber.

Espera veneno del agua estancada.

Nunca sabrás lo que es suficiente a menos que sepas lo que es más que suficiente.

¡Escucha el reproche de los necios! ¡Es un título real!

uien recibe agradecido, fructifica abundante cosecha.

La maldición vigoriza; la bendición relaja.

Las plegarias no aran; las alabanzas no cosechan.

Las alegrías no ríen. Las tristezas no lloran.

Exuberancia es Belleza.

El Progreso construte caminos rectos, pero los tortuosos caminos sin progreso son los caminos del genio.

Antes asesina a un niño en su cuna que nutras deseos que no realices.

Donde no está el hombre, la naturaleza es estéril.

La verdad nunca puede ser dicha de modo que sea comprendida sin ser creída.

Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s