Te sacaran los ojos- Un cuento de la otra.


Lo que le paso a Dora es terrible. La conozco de toda la vida y nunca pensé que a un conocido del barrio le podia pasar algo asi. Se habia separado hace quince años y hace como siete la hija se fue con uno de esos viajes de los judios a Israel, en el kibutz conoció a un muchacho, y estan viviendo en Inglaterra. Dora, en ese tiempo, hace casi tres años, me vino a ver para que mi hijo la ayudara a comprar una computadora. Trabaja, o ahora tendrìa que decir, trabajaba, en una fabrica de soda, como administrativa,y se mantenia en contacto diario con su hija.Las tenia a ambas como amigas del facebook. Después de un tiempo desaparecio, dejó de comentar las fotos, de mandar archivos lindos, de saludar para los cumpleaños. A mi me dio ganas de hablar con la hija, pero como el que se mete siempre queda mal, me abstuve.

En esa epoca donde todo iba bien,hablamos de si iba a rehacer su vida. Ella, en confianza, me contò que habia entrado en esas paginas de citas que hay en internet,nada zarpado.A poco de ir a tomar cafè con una media docena de tipos se aburrió y que si iba a encontrar a alguien, estaba abierta al Destino.

Quizà la culpa la tengo un poco yo, porque medio en chiste, medio en serio, le dije que se hiciera de un perro. Yo lo tengo al Negro y es una gran companìa. Como los perros no le gustaban terminó yendo a la feria de Domìnico y se trajo una mascota exotica.

Yo lo vi a ese coso, y me encantò. No me acuerdo la raza, ni siquiera la especie pero era algo especial, de recien traido era resimpático, me hizo acordar a los greemlings. Peludito, suave, con alitas chiquitas como las de un dragón. Comia pequeñas porciones de vegetales, un cachito de zanahoria, una hojita de lechuga, un raviol.

Dora estaba feliz, y al mostrarmelo me advirtiò que era una mascota que habia que cuidar mucho, controlar la temperatura ambiente, se podia volar y perderse,rompia todo. Cuando se iba a la fabrica de soda lo acomodaba en una jaulita, tapado con una frazadita de cuna, y cuando venía parece que se la pasaba hablandole y contandole cosas como si fuera una persona. Mejor que si fuera una persona.

Todo el dia hablaba con su mascota, pensaba en su mascota, como si la hubiera introducido en una realidad paralela. Uno piensa, de buena fe, que amor con amor se paga, pero hay mascotas que son muy hijas de puta.

Todo lo que cuente de aqui en adelante son puras especulaciones, porque ya no la encontrè mas en el supermercado chino ni en la feria. Se la pasaba adentro de la casa o en el trabajo.
Hay mascotas que se transforman en obsesiones para sus dueños y terminan siendo ellos los patrones. Siempre lo decia ese amaestrador de perros de la tele. No hay que dejar que tomen el dominio.

En este caso ese fue el problema.Creció demasiado, se le metio en la pieza, dormia en la cama, toda la casa olia al bicho, rompia las cosas con placer de psicòpata, en definitiva, se aprovechaba de la necesidad de querer de esta pobre mujer. Casi mejor si hubiera adoptado un nene.

Cansada Dora debe haber pensado “A grandes males, grandes remedios” y sé que pidiò un remis,lo metio con dificultad en una jaula, la tapó y llevo la cosa a Dominico. Pero ya no era un agradable pomponcito gris, era un ente desagradable ante el que huian los compradores de arañas, boas y reptiles.Ni regalado lo querian y se tuvo que volver en colectivo con la jaula porque nadie queria traerla con ese espanto.

Lo peor del asunto es que ella lo queria tanto, tanto. Para mi deberìa haberse corrido hasta el rio con la jaula y tirarla y a otra cosa, mariposa.

Ella, queria seguir teniendola, aunque le hiciera mal. Hubo un momento terrible en que se pidio una licencia en la fabrica de soda, de vacaciones que venia acumulando desde hace años, porque la criatura estaba insoportable y no la podia meter en la jaula. Se habia puesto agresiva y yo la he visto salir de la casa de mangas largas y anteojos y no quiero pensar en que le habia hecho.Esa mujer habia llorado mucho, sin duda.

Entonces decidiò matarla. Eso lo se. Porque yo vivo al lado y escuche el tiro y pensè que se habia suicidado. No se como, pero saltè la pared de los fondos y me le meti en la casa,y ahi la vi, con el revolver y la cosa tenia la cabeza volada. La casa era un desastre. Ella era un desastre.

Me miro y me dijo andate. Solo eso, andate. Ni siquiera cuido las formas.Estaba devastada y yo me di cuenta que era una intrusa.

Me extrañó no escuchar la pala en la tierra del fondo.

Parece que la cosa esa se volvio zombie. Dora ya no es la que era.
Tener un muerto vivo en tu casa te cambia el caracter.

Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s