Uncategorized

chicas de calendario.

Fueron famosos los almanaques de propaganda de neumaticos que solo estaban en lugares de varones, tales como gomerias o garages de mecanicos. En cada barrio habia un mugriento garage de mecanico porque no se necesitaban computadoras para desarmar un auto y arreglarlo. Sitios de varones, digo, porque los autos entonces eran cosa de macho. Las mujeres eran tal vez una visita desubicada y sobre todo incomoda.

Grasa, mugre, bielas y llaves de acero templado,  nada de atelieres cirujanos como donde ahora te enchufan el coche a un programa y te dicen despues cual es un malhado sino.
En esa epoca brillaban las pin ups.
Serian como las chicas de tinelli hoy, pero sin los escandalos en la television, ni los matrimonios con futbolistas. Solo muñequitas para ver. Muñequitas de almanaque

Supo haber en nuestras vernaculas pampas susanas gimenez y otras desnudas, pero nada comparable a las deliciosas criaturas perfumadas de los cuarenta o los cincuenta.

Un dia escribi un poema para Bettie Page, porque me dio tristeza saber que en su vejez le agarro un delirio mistico y como la cantante Ada Falcon, tuvo un final de depresion y psiquiatria. Y antes se fue a Angola o algo asi en una mision cristiana, si bien su mision cristiana debe haber sido dar ilusion a tanto varon solo

Bueno, todo esto para colgar mi poema a bettie page, porque voy a mandar unos poemas al premio Casa de las Americas. Yo, como los varones en los garages, tambien tengo ilusiones.

Flasheadita

(a la memoria de Bettie Page)

Final de juego
tantos años
de piernas que suben como escaleras al cenit
concheros, sonrisas que no sabemos y son muecas
invisibles a los idiotas.
crepitando en lo obscuro
parpadean los fueguitos fatuos que hay en el fondo de tus ojos muy abiertos
iluminando tanto y vos a oscuras
y vos sonrisa
¿que decís Bettie, que querés decir.
que querés decirme a mi
viniendo de tan lejos, de tan antes ?
obedeciendo al patrón del dinero,
al señor de la penitencia,
perdida
la matriz seca y los pechos inútiles a fuer de bellos
y esas piernas tan largas que marean

Solo le pido al señor Jesucristo
que no estalle el relámpago del flash.

La noche se viene lenta, y empieza a hacer frío
no querés estar desnuda
no querés esta noche sonreír
atadita de jugando
No es necesario que reces oraciones cristianas.
Dios es complaciente y no saca fotos.
Prestame las negras medias,
revoleá los tacos altos.
y si te dormís,
dejame que te cuide.

Anuncios

8 comentarios sobre “chicas de calendario.

  1. iba a decir “como me gusta tu blog!”, pero no es que me guste en el sentido de gustar, sino en el de sentir a veces un pinchazo, a veces un leve roce, otras una especie de golpe en la cabeza; pocas, una caricia, pero siempre todo es tan intenso.
    siempre tu árbol cae en mi bosque, aunque no te lo cuente.
    saludos.

  2. Las Papparazzis mataron a las chicas de calendario de los talleres y gomerías. Recuerdo cómo se aguzaba mi vista cuando pasaba cerca de uno siendo chico. Había que intentar mirar en el escaso tiempo que daba pasar y sin despertar sospechas. Un entrenamiento para ser espía o ninja, je.

    Mucha mierda en el concurso!

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s