Uncategorized

la mesa del patrón

¿Qué Dios vela por los pobres?
Tal vez sí, y tal vez no.
Lo seguro es que Él almuerza
en la mesa del patrón.

Atahualpa Yupanqui.

Hay otra pobreza, mas intestina que la de los cartoneros que duermen abajo de la nueve de julio, a la intemperie de una ciudad tan cruel como la nuestra, una pobreza que no tiene cartones ni el vaho caliente de la escalera del subte. Hay una pobreza que ni siquiera revuelve basurales. Yo no la conozco, no la intuyo. Solo se de pobrezas conurbanas, que se alimentan de los restos de una sociedad carnivora (perdon Marcusse)

Es la pobreza de la deuda interna, a esa le canta Yupanqui, la del hombre de adentro de la panza esteril del pais. Esos que no tienen voces, silenciados y rugiendo por justicia en ese silencio. Nosotros aca, en las ciudades, con nuestras cuestiones de mesa chica. Alla ellos, silenciados. Algun tren, alguna vez, los trae y la ciudad tampoco es la felicidad.

Las imagenes son del desaparecido Raymundo Gleyzer. Desaparecido que viene de chupado y no de muerto de muerte natural. A la sazòn primo de mi cuñada.

Estuve pensando en el margen de la vida del consumo porque empecè este domingo sabiendo de la muerte de una cinesta que hizo hace un par de decadas un corto: Tren gaucho. Trataba de una mujer (como yo) que vivia de la basura, margen entre los margenes y se presenta al piriri de una murga y pasa esto. Casi nada pasa. Algo parecido a la felicidad y a la nada Bah, como nos pasa  a todos, alguna vez. Un poco, casi nada.

tenemos entonces: yupanqui que vivia en Paris, los trenes, las mujeres que luchan y mueren igual, la pobreza y/o la injustica. Y un requiest in paceç para alguien que murio hoy, hace dos años.

La directora y guionista argentina Gabriela David falleció este jueves a los 50 años tras luchar durante 16 contra la enfermedad que la aquejaba, no permitiendo que ésta le impidiera continuar con el trabajo que amaba. Su último estreno fue el pasado marzo “La mosca en la ceniza”, con Paloma Contreras Manso y María Laura Cáccamo, y nueve años atrás había debutado con “Taxi, un encuentro”, ambos films premiados en diversos festivales internacionales.

Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s