Uncategorized

sin La Casona de Lanús: un post sin nostalgia y con un santo inocente muerto en la ciudad de la furia

Otros, mis hijos por ejemplo, podrían escribir este post mil veces mejor que yo.

Pero no escriben

. Acá esta Cerati cantando la ciudad de la furia en el lugar del que voy a hablar, en vivo, es que  en esos tiempos cerati cantaba y decia, “este fue un año muy raro”: Todos lo son si estas atento.

El tema me convoca:  es que tantos sábados los vi irse con su mejor pilchita y sabiendo que no iban a tener problemas para entrar aunque otros si. Me da mala conciencia, una mierda entrar a un lugar donde hay gente que se queda afuera por portacion de cara.

Hay bailes que parecen eternos, La Casona parecia seguir el ejemplo de Mi Club,que todavia existe, y ya, cuando yo era una nena iban las chicas grandes y todavìa se usaba ir a bailar con la madre: Una madre chaperona que cuidaba el ganado, dormitaba en un sillòn y cagaba a codazos a las quinceañeras para que salieran con ese que las cabeceaba. Juro por esta que no lo vi. Solo me lo contaron. Yo fui a bailar en la epoca de los minishort y el peinado afro y la linea de profundidad en el parpado y ya no habia madres. Nunca mi madre me hizo la cola en un baile para conseguir asiento mientras yo me arreglaba el rulero de la toca (otro dia lo explico, a uds. hay que explicarles, todo, mierda)

descarga (5)

Hay tantas cosas que explicar que no se por donde empezar el relato.

Nunca fui a La Casona,  porque me casé a los veinte y supongo que fue por esa época  por el comienzo de la dictadura genocida -ya me da paja llamarlo como se llamaban ellos, el proceso- que dejo de ser una casona señorial llena de parque a que ocupaba la mitad de los terrenos de la cuadra, a pocos metros de la estaciòn, a pasos de la gran via del sur, Pavon, o como la llaman los que quieren llamar a las calles por sus nombres nuevos (?) Hipolito Yrigoyen, para empezar a ser “el baile” de Lanus. Venia gente del centro, mira lo que te digo, y todas las bandas ochentosas que valieron la pena pasaron por allì. Soda stereo, Virus, todas.

La Casona era un baile que queria tener prestigio y lo tenía en base a la discriminación  con tales zapatillas no entras, o si sos gorda, o si pareces pobre. Increíblemente generaciones de hijos de gente progre aceptaban ese humillante criterio: el ojo del tipo de la puerta. Lo que pasaba adentro no lo sabré nunca, los pibes tienen secretos y te cuentan lo que quieren.

Y lo bien que hacen: no se puede confiar en el criterio de los padres ¿como ser adolescente solo haciendo lo que tus viejos aprueban? No way, cabròn.

Alli iban todos,  chicas de los colegios privados de la zona, vedetongas adolescentes – o mejor dicho aquellas que aspiraban a ser vedetongas, proyetos de vedetongas- y era un lugar seguro : Seguro las pelotas:  un patovi mato a Martin Castelucci en 2006

Mi hijo, la primera vez que intentó ir a bailar, no entró: por ahi tenia cara de nene y es probable que lo fletaran por eso. Lo recuerdo llorando de bronca y odio, con su pulovercito celeste recien estrenado.Yo me llene de bronca y odio,porque sus amigos de toda la vida -inclusive son sus actuales amigos- lo dejaron de garpe y entraron igual, y el se vino solo

Mi hija iba vestida como una femme fatale y no había cristo que la hiciera convencer que esa pollera era demasiado corta o ese corset no necesitaba ser tan apretado. Cosas de la edad: a todas las adolescentes normales les gusta parecer guarras. Después se pasa y todos contentos. Yo, créame  era de las madres que esperaban despiertas a ver si el hijo te viene borracho, leyendo el Clarína la madrugada,  en esos tiempos. Ud. me dirà que es al pedo, y yo creo que si, pero siempre esperé a mis hijos, ellos sabían que los esperaba y tatita dios me hizo el bien de devolvermelos sanos y salvos cada noche. Ahora son grandes y yo hice mi tarea. Ya está. Cuestión de culo, digo. Ni siquiera de fè.

Cuando un pibe se muere en cromagnon, cuando te matan a un pibe en la playa de ferrugen, cuando lo tiran del tren, cuando por una pelea de borrachos disputando los amores de sabado de una chica termina desangrado en una guardia vos sabes que podria haber sido tu hijo. Hay que vivir con eso.

La que cría es la comunidad.

Ese lugar no tenia que existir: el inadi se hubiera hecho una fiesta cada sabado tomando denuncia de los criterios de exclusion, siempre ambiguos. Creo que inclusive a veces te rechazaban por feo ¿te podes imaginar tener 16 años y estar vestido como un dandy y que te rechacen porque no sos lindo? Me agarran ganas de vomitar de solo pensarlo.

Por supuesto esto permitía que “no se llenara de negros”: Pero mataron a un pibe. Jodeme la seguridad de la casona.  Yo me preguntaba que estábamos haciendo mal toda una generación para que un baile tuviera prestigio porque entrar te diera chapa de aceptable. El famoso “ambiente”. La Casona tenia buen ambiente, pero terminaron matando al pibe Castelucci.

Lo mas loco fue el dia que murió el chico y el pueblo (?) hizo justicia por mano propia, tratando de incendiar el lugar.

Era un sábado de diciembre, y yo tenia una cena de fin de año. Pase caminando y los mismos pibes que iban a bailar, apedreaban el lugar.    Hacia un calor terrible, la calle estaba cortada, se terminaba el tiempo de Manuel Quindimil, padrino de Atilio, el dueño del lugar, se acababa una epoca. ¿odiaban el lugar al que iban?

Y Martin Castelucci no vivio para contarla.

Lanùs es otra sin La Casona, no digo que sea peor o mejor. Y este no es un post nostalgioso. Lo que si recuerdo es que ese año anterior a que cerrara yo me levantaba muy temprano los domingos. Me habia agarrado el berretin de ir a hacer gimnasia a Palermo con un grupo, una de las pelotudeces que cada tanto me parecen una buena idea. Entonces, a esa hora pasaba por la puerta de La Casona: a la mayoria de los chicos el remis que pagaban papá y mamà ya se los habia llevado. Quedaba un remanente de adolescentes borrachos, tirados, chicas llorando el rimmel que a la noche habia quedado tan lindo, esas ropas arrugadas … los pibes me daban lastima, me hubiera gustado cuidarlos o algo asi. Que alguien los cuidara. Supongo que mis hijos habran dado la misma lamentable impresion a los viandantes. Son cosas del crecer, del hacerse grande, justo el salto mortal antes de la facultad, el laburo, el matrimonio… A Martin Castelucci, como a todos los pibes muertos a la salida de los bailes a lo largo y a lo ancho del pais no le dieron esa oportunidad.

Somos una sociedad carnivora, y no hablo de esa generacion. Claro, no nos limamos los dientes, ni vamos a vivir una semana sin alimento a un lugar apartado, ni nos cortan un cacho del prepucio, pero nuestros pibes tienen que mantenerse vivos pasando por los ceremoniales de demasiado alcohol, o sorteando la violencia que se puede desatar cuando la noche es de los menores de veinte y algunos estan furiosos de tanta inequidad, y tambien hay que sortear el ninguneo del amor no correspondido y lo virulento del espejo, cuando el espejo te dice que no sos la mas bonita y que no estar a la moda -cualquier cosa que esto signifique- es casi insoportable y motivo de escarnio.

Después todo pasa, todo pasa.  Y si el tiempo te da tiempo, remas y remas  y te empezas a sentir bien con vos o ya  no te importa.

Quería escribir de la casona y de Quindimil y me fui al carajo.

Un respeto in memorian de Martin Castelucci que fue a bailar a La Casona hace seis años y lo mato un patovi. Eso.

http://www.telam.com.ar/nota/17537/

Anuncios

4 comentarios sobre “sin La Casona de Lanús: un post sin nostalgia y con un santo inocente muerto en la ciudad de la furia

  1. Llegué aquí de casualidad. Vivo en el exilio desde hace casi 10 años y viví toda mi vida a 50 metros de la casa de Atilio Amado, el verdadero dueño y padre del Atilio que regenteaba la casona. Gente bastante miserable. También vi La Casona desde varios lugares, como público en el VIP (me llevaron), como el que no dejarían entrar y hasta como el remisero que llevaba a las chicas bien arregladas. No podía terminar de otra manera ese lugar.
    Respecto a tu texto, puedo entender perfectamente el porqué del “sin nostalgia”. Lanús es un lugar triste y para mí unos de los mejores resúmenes de la Argentina.
    Gracias por escribir.

    1. lanus no es un lugar triste, que se yo… por ahi vos lo ves triste porque te fuiste. Para mi es el lugar canalla y maravilloso donde vivo, donde probablemente moriré.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s