Uncategorized

para los payasos que hablan de dictadura K y de que nunca estuvimos tan mal. Que se curtan, bolù.Un 19 D, de verdad, en la memoria colectiva.

El video lo dice todo, el post sobra.

No se que pelotudo con prensa dijo que desde la recuperación de la democracia el país nunca estuvo peor. Ay, Carmela!

19 de diciembre: la fecha esta en rojo en el calendario de mi vida porque es el cumpleaños de mi madre. Un dia en que se reune la familia y donde se define quien traerà el vitel tone y quien los huevos rellenos la semana siguiente.

El 2001 mi hermano no llegò a la cita anual. Estaban cortados los accesos de la capital. Ese año y el de Cromagnon las fiestas fueron una mierda, imposible ningunear la catástrofe.

Yo, que soy de ir a los actos, en el 2001 no salì de casa, no entendía muy bien nada. Si, la idea de catástrofe  que venia asolando mi modesto standard de vida.Poco tiempo antes había agarrado un segundo laburo porque la guita no alcanzaba.  Tampoco entendía lo de las fogatas en las esquinas, fue una pueblada extraña. Venian los negros, ¿de donde? del fondo ¿a que? a robarnos. Pero como? no estabamos todos del mismo lado? No les pasaba lo mismo que a nosotros?  No venia nadie, rios revueltos, los pescadores. La desesperaciòn, el desgobierno.

Necesitaba una brujula y solo tenia estupor. No fui de la partida, cuando no entiendo algo, necesito desensillar y que escampe. No era miedo (debì haberlo tenido, mataban al voleo) solo queria ver y entender.

Corralito y cacerola la lucha no fue una sola

O si, no lo se. Creo que todavia no la entiendo y no se si lo banco. Fue espontanea y fruto de la desesperaciòn? Fue un manijazo mediatico para que todo terminara en catastrofe caiga quien caiga? Y claro que cayeron, como moscas. No solo De la Rua. Cayò la fe. Una voragine, un verdadero desastre fruto del desgobierno. Y despues los otros presidentes, dios mio, el tarado de Rodriguez Saa riendose como un subnormal.

Es que perdimos la fe. y ahora, otro 19 de diciembre, moyano y los antiK vienen a hablar de dictadura, la puta que los pario 

Por eso tomo mano a “Memorias del Saqueo”, para que los boludos esos que hoy van a cortar los accesos sobre el riachuelo para una movida anti K, puedan mirar lo que es una catastrofe, lo que es un antigobierno, lo que en definitiva es que un país se vaya a la mierda.  La memoria es algo muy fuerte y a la vez muy manipulable. Las imagenes estàn ahi, quien quiera ver, que vea.

¿se acuerdan que murieron un racimo de santos inocientes, de personas aquel 19/20 de diciembre? El mas conocido, el Pocho Leprati, aquel a quien Gieco le hizo una canción  Pero hay otros. A ver, para que el olvido no haga su tarea: (fuente, revista La Vaca, que lo tomo de la Correpi)

– ACOSTA, Graciela, 35 años. Militante de DDHH. Estaba con una amiga buscando a sus hijos. Se acercó a un supermercado frente al que unas mil personas reclamaban comida. Recibió dos impactos de bala, disparados rodilla en tierra por un policía al que su amiga vio perfectamente. Provincia: Santa Fe

– ALMIRÓN, Carlos “Petete”, 24 años Petete era militante de la Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) y de la Coord. de Desocupados 29 de Mayo. Recibió un disparo de la policía en el pecho en Av. 9 de Julio y Av. de Mayo cuando encabezaba una columna de manifestantes que intentaba volver a la Plaza de Mayo.

– ALVAREZ Villalba, Ricardo, 23 años Asesinado en Rosario, Santa Fe.

– ARAPI, Ramón Alberto, 22 años Estaba con amigos tomando tereré en el Barrio Nuevo de Corrientes. Entró al barrio una camioneta Ford F-100 bordó sin leyendas identificatorias y sin patente, con cinco hombres, cuatro con el uniforme de combate azul-celeste de la policía de Corrientes. Arapi trató de esconderse, pero dos de los policías lo corrieron y alcanzaron. Uno lo golpeó y le pegó un tiro que entró por el pecho y salió por la espalda.

– AREDES, Rubén, 24 años Fue asesinado por la Policía federal mientras participaba en un corte de calles en Ciudad Oculta, Ciudad de Buenos Aires. Recibió cuatro balas de plomo por la espalda.

– AVACA, Elvira, 46 años Recibió un escopetazo frente a un supermercado frente al que pasaba con su hija en Cipolletti, Río Negro. Recibió el disparo en la zona lumbar. El calibre de la bala es policial.

– AVILA, Diego, 24 años Asesinado en Villa Fiorito, Buenos Aires.

– BENEDETTO, Gustavo Ariel, 30 años Se encontraba en la esquina entre la Avenida de Mayo y Chacabuco, Ciudad de Bs. As., donde se estaba llevando a cabo una manifestación. Recibió un balazo en la cabeza que le provocó la muerte, disparado desde el interior del Banco HSBC, donde prestaba servicios como custodio privado el ex militar Varando, represor de La Tablada.

– CAMPOS, Walter, 17 años Estaba esperando cajas de comida junto a cientos de personas frente a un supermercado en Rosario (Sta Fe), cuando un tirador de elite de las TOE (Tropas de Operaciones Especiales) le disparó a la cabeza.

– CÁRDENAS, Jorge, 52 años Fue herido la noche del 19 en las escalinatas del Congreso de la Nación, y falleció varios meses después.

– DELGADO, Juan, 28 años Estaba con otras personas reclamando alimentos frente a un supermercado en Rosario, Santa Fe. Llegó un camión que aparentaba traer comida. Cuando los manifestantes se agolparon alrededor, de atrás aparecieron seis móviles policiales que dispararon contra la gente. Delgado fue herido con balas de goma cuando huía de la represión. Un policía lo tumbó de un cachiporrazo en las piernas, lo apuntó con su itaka, pero se había quedado sin carga, por lo que sacó la pistola y le disparó a menos de un metro de distancia.

– ENRIQUEZ, Víctor Ariel, 21 años Asesinado en Almirante Brown, Buenos Aires.

– FERNÁNDEZ, Luis Alberto, 27 años Vendía sandías frente a un supermercado en la provincia de Tucumán. Durante la represión a manifestantes, un gendarme le disparó a poca distancia en la cabeza. Murió dos días después.

– FERREIRA, Sergio Miguel, 20 años Baleado durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre de 2001. Murió un año después a raíz de una complicación hepática desencadenada por el balazo en el hígado recibido cuando la policía cordobesa reprimió duramente un saqueo a un supermercado del barrio Villa El Libertador.

– FLORES, Julio Hernán, 15 años Asesinado en Merlo, Buenos Aires.

– GARCÍA, Yanina, 18 años Recibió un disparo en el abdomen cuando, desesperada por los ruidos de las balas, salió a la vereda a buscar a su pequeña hija. En Rosario, Santa Fe

– GRAMAJO, Roberto Agustín, 19 años Un grupo de jóvenes estaba siendo perseguido por la Policía, que les disparaba balas de goma, en Alte. Brown, Buenos Aires. A la corrida se tuvieron que sumar todos los que estaban en la calle, ya que la Policía disparaba a mansalva. Un vecino pudo observar que en una obra en construcción que está ubicada en diagonal a su ventana había dos policías escondidos en las columnas. Uno de los policías disparó con balas de goma para lograr la retirada de los jóvenes, mientras que el otro policía se quedó escondido en la tercera columna de la obra en construcción y sacó el arma reglamentaria y efectuó tres o cuatro disparos. Uno de los disparos atravesó la cabeza de Roberto, que iba de su casa a la de su tío.

– GUÍAS, Pablo Marcelo, 23 años Asesinado en San Francisco Solano, Buenos Aires

– ITURAIN, Romina, 15 años Asesinada durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre, mientras estaba en su casa, adonde ingresó una bala policial disparada contra quienes protestaban frente a un supermercado en Paraná, Entre Ríos.

– LAMAGNA, Diego, 26 años Murió después de haber sido herido en el pecho con un perdigón de plomo. Según testigos, le dispararon policías de civil desde un auto particular en la Ciudad de Buenos Aires.

– LEGEMBRE, Cristian, 20 años Asesinado en Castelar, Buenos Aires

– LEPRATTI, Claudio “Pocho”, 35 años Militante comunitario. Estaba en la terraza de la escuela en la que colaboraba (era profesor de filosofía, y ayudaba como cocinero) cuando el móvil n° 2270 del Comando de Arroyo Seco se dirigía a reprimir un corte de calles de los vecinos del barrio. Los policías detuvieron el móvil y empezaron a disparar. Pocho gritaba que no lo hicieran porque había muchos chicos. Velásquez, el efectivo condenado a 14 años de prisión, dijo en la reconstrucción que disparó sin apuntar y que no sabía si tenía balas de goma o de plomo. El proyectil que lo mató ingresó por la garganta. Fue en Rosario, Santa Fe.

– MÁRQUEZ, Alberto, 57 años Durante la manifestación en la Ciudad de Buenos Aires, de una camioneta salieron civiles y uniformados que empezaron a disparar indiscriminadamente. Alberto Márquez recibió dos balazos en el tórax a consecuencia de los cuales murió. Uno de los autores es el comisario Oliverio, jefe de asuntos internos de la PFA, quien está detenido.

– MORENO, David Ernesto, 13 años Salió corriendo cuando la policía empezó a disparar contra los vecinos que se agolpaban frente a un supermercado en la provincia de Córdoba. La autopsia determinó que David fue herido con cinco proyectiles, algunos de goma y otros de plomo. De la nuca le extrajeron una posta de plomo que pertenecería a un cartucho disparado por una escopeta calibre 12/70 de la Policía. Los impactos en su cuerpo y en los de los otros heridos fueron por la espalda, por lo que se descarta que hayan sido lesionados por otras armas que las que disparaban los uniformados.

– PACINI, Miguel, 15 años Asesinado durante en la provincia de Sta Fe, recibió varios disparos en el cuello.

– PANIAGUA, Rosa Eloísa, 13 años Había ido con su familia a buscar comida en un supermercado en Paraná, Entre Ríos, porque el comisario del barrio había hecho correr la voz de que entregarían mercadería. Al llegar los esperaban policías y gendarmes. La bala entró por la parte superior de la cabeza y salió por la boca.

– PEDERNERA, Sergio, 16 años Baleado durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre en la provincia de Córdoba. El menor se encontraba en la calle buscando comida para su familia en el marco de los reclamos masivos que se realizaron en supermercados, cuando recibió una bala policial en el tórax que le produjo una paraplejia. Un año después falleció en el hospital.

– PEREYRA, Rubén, 20 años Baleado por la policía cuando regresaba a su casilla llevando al hombro una caja con alimentos entregados en un supermercado. En Rosario, Sta Fe

– RAMÍREZ, Damián Vicente, 14 años Asesinado de un balazo en el cuello en la esquina de Maciel y Cristianía, Gregorio de Laferrere, Buenos Aires.

– RIOS, Sandra Asesinada durante la pueblada del 19 y 20 de diciembre. Sin datos.

– RIVA, Gastón Marcelo, 30 años Circulaba en moto por la Avenida de Mayo en la Ciudad de Buenos Aires, cuando recibió un disparo en el pecho proveniente de alguna de las armas de un grupo de cuatro policías que estaban disparando.

– RODRÍGUEZ, José Daniel Asesinado en Paraná, Entre Ríos.

– ROSALES, Mariela, 28 años Asesinada en Lomas de Zamora, Buenos Aires.

– SALAS, Ariel Maximiliano, 30 años Asesinado en la esquina de Maciel y Cristianía, Gregorio de Laferrere, Buenos Aires.

– SPINELLI, Carlos Manuel, 25 años Fusilado desde un Gol blanco durante la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre. Sucedió en Pablo Nogués, Buenos Aires.

– TORRES, Juan Alberto, 21 años Sufrió una herida de arma de fuego en la zona abdominal. En Corrientes.

– VEGA, José, 19 años Asesinado en Moreno, Buenos Aires.

– VILLALBA, Ricardo, 16 años En Rosario, Sta Fe, recibió un tiro en un ojo cuando vecinos manifestaban pidiendo alimentos frente a un autoservicio. Murió el 23 de diciembre.

Anuncios

6 comentarios sobre “para los payasos que hablan de dictadura K y de que nunca estuvimos tan mal. Que se curtan, bolù.Un 19 D, de verdad, en la memoria colectiva.

  1. “Memoria” es una palabra con un sentido demasiado grande para la pequeñez de esta gente, que seguramente, estuvo bien con la dictadura real, con el robo liberal, con la impostura radical y también, con esta “diktadura”, que en el fondo, le mete un poco el dedito en toor. Memoria es una palabra que les causa sarpullido, en tanto y en cuanto, sólo puede despertar su propia vergüenza y sus miserias de persona.
    Ellos no están peor, quizá nunca lo estén. Lo que les molesta es que otros, los desposeídos de siempre, estén un poquito mejor. Eso es tan sólo “una mancha más del tigre”, otro sorbo de vergüenza y miseria. Una dosis de egoísmo brutal, despiadado, repugnante.
    Un abrazo, siempre.

  2. La Diktadura: el Slogan cacerolo por excelencia, inaugurado por la Walger hace años y repetido por todas las usinas mediaticas. Hijos de puta. Y hoy la muchachada de la paleoizquierda y la pseudoprogresia salen a apoyar a Bussi, Moyano, Fraude Michelli, Barrionuevo y el Momo, pero, fundamentalmente, a “marchar” junto a la misma UCR del 2001 y sus muertos. Hijos de puta.

  3. Patético lo de estos sindicalistas de mierda que hoy salen a joder abrochados con lo mas rancio de la derecha vernácula y mucho lumpenaje, digámoslo aunque duela. Mucha gilada que con Videla cerró los cantos y silbaba bajito.
    Pronto vamos a ver una condicionada triple X del viejo Altamira con la Pando, una porno troskonazi con Biondini y Vilma Ripoll como previa telonera. Esto sirve para entender mejor el “Cristo Vence” del 55 y sus nuevos adalides, los centuriones de la “etica republicana”.
    La sola imagen de Michelli con esa papada llena de colageno y esa biaba azabache, mas Sobrero choreandole las tinturas platinadas a Carrio lo dicen todo.
    Imprescindible post, Nilda.
    Una abrazo compañero.

    Daniel, desde Mataderos

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s