Uncategorized

sucesos altamente improbables, que sin embargo suceden.

 

CALLE LAVALLE

Raul entra a una librería  lejos de su casa, lejos de mi casa. Ni siquiera una librería importante. Solo bien ubicada, por ahì la conoces, en Lavalle mano izquierda yendo para el bajo, entre Suipacha y Pellegrini.
Raùl se pone a ojear libros, agarra uno cerca del mostrador. Es un Borges, un tomo de una vieja edición de obras completas. En  las primeras hojas hay un papel: Dice, “no vender, señado y reservado para Nilda”

Se le ocurre con extraña certeza que esa Nilda soy yo, su hermana.

Ayer mientras comíamos exquisita pizza a la parrilla (mi viejo invita pero es mi santo marido el que se planta frente al fuego) me lo cuenta, me dice !ey, vos reservaste un libro de Borges?

Era yo. Nunca compro libros en esa librería,  y él tampoco.

Anuncios

2 comentarios sobre “sucesos altamente improbables, que sin embargo suceden.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s