Uncategorized

el puto infinito

mini_500_3771_1225555607492794(con tantos post, me puedo dar el lujo del refrito)

el puto infinito

En el medio de la oscuridad de la noche, en la cama, abrigada y a salvo, tuve la intuición de que, como especie, somos decoradores del vacío. Se nos dio por inventar la luz eléctrica y antes las farolas de gas,  y vaya saber cuantas cosa que consuele la oscuridad ,retrocediendo hasta llegar al fuego.
Es que no soportamos la vastedad de la tierra y decoramos el espacio, y para engañarnos lo acotamos con paredes y bajamos el cielo raso de la inmensidad del infinito con techos de casas o de cuevas.
Somos los creadores de paredes, tenemos el mal de la agorafobia. Inventamos el cobijo.
Somos lo contrario de las manadas que deambulaban por la tierra, nomades, libres
Hicimos a nuestra imagen y semejanza las aves de corral,  plantamos semillas, que antes caian en donde el viento ordenara.
La lluvia y los truenos y el Malo que nos amenaza quedan por fuera de nuestras noches de crucifijo y sabanas de holanda o de polyester.Eso creemos
La arquitectura es nuestra puesta en escena, nosotros, los escenógrafos de la vida  estamos en el desierto, como en esas películas donde vas por la 66 llegando a la nada.
Yo siento el olor del depredador, pero me doy vuelta en la cama y toco con mi pie el alma que duerme a mi lado, y quiero olvidarme.
Pensar que todo es domestico, que no somos lobos esteparios yirando por la tierra, buscando comida. Pensar en que estamos a salvo, que hicimos ciudades, pasillos, barandas a los rios, a las escaleras, muros, canalizamos la inmensidad para buscarle continente a lo infinito, y no darnos cuentas que nada nos contiene en esta vastedad donde al planeta le sigue el sistema solar y a éste una inmensidad que me produce arcadas. Y nosotros, poniendo tejidos en los balcones para no caer.
Las ciudades son una mentira, los poblados, las casas de la playa, los seguros de vida, las prepagas.
Y la gran mentira es el dinero. Papel de mierda, no te salva del desamor, del cáncer, no te lo podes comer, no sacia tu sed.
Estamos parados sobre salinas, sobre roca dura, sobre tierra mojada por rios subterraneos, y embaldosamos con el único objetivo de simular que domamos  la realidad. Abajo hay fuego, arriba silencio e infinito.
Sabido es que la ropa nace para hacer algo con nuestra desnudez, pero hay momentos en que sería sabio saber andar desnudos como los alucinados.
En el medio de la nada, en pelotas, silabeando en soledad y entre otros  muñecos de paja, en el decorado de una obra de teatro que a nadie interesa, en un teatro vacio.
Anuncios

Un comentario sobre “el puto infinito

  1. Grossssoooo… Nilda…!!!!
    Inspirado, redondito y acogedor como un matecito caliente al estribo de la cama una mañana de invierno.
    Qué buena síntesis de lo que uno a veces vivencia en el devenir cotidiano pero no logra hacerlo cuajar en un puto pensamiento.
    Lunes. Buen pie para arrancar.
    Saludos compañeros.

    a

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s