El dia que rajaron a Isabelita: recuperando mis propios recuerdos de entonces.

No siempre pensè como pienso ahora. Fui de las que se puso contenta cuando los militares dijeron Comunicado numero 1, el 24 de marzo del 76. Tenia mis razones. Despues todo se fue a la mierda. No me alcanzarà la vida para arrepentirme, pero la Historia es asi. No va para atras.

Como todos los años voy a ir a la plaza por el respeto que me merecen los desaparecidos. Pero soy de las que celebraron la caìda de Isabel. No, no era una iluminada entonces,-como no lo soy ahora, y me equivoco tanto siempre-. Pero el dia de la memoria, la verdad y la justicia, sumada a una frase de la pelicula El Sur, de Victor Erice me traen a mi propia memoria, a la personal.

La frase era :Antes de la guerrra, tu abuelo era de los malos y tu padre de los buenos, pero luego, cuando ganó Franco, tu abuelo se convirtió en un santo y tu padre en un demonio

 Esa frase me llevò a acordarme del dia que rajaron a Isabelita: yo, sin dudas, me senti aliviada. Odiaba a Isabel Peron, creo que todavia la odio, por imbecil, por incapaz. Estaba en la cocina de Mirta y le dije, bueno, cayò por fin: a ver si ahora las cosas empiezan a estar mejor. Vos sabes bien quien era Lopez Rega? 

Mira, aca hay un video que te cuenta quien era el tipo que estaba en el poder atras de Isabel, la presidenta del 76, la que sacaron a los militares.

Pobre de mi,pobre Argentina, pobres de sus hijos.

Acá todo el mundo habla pero muchos no estuvieron. En el 76 yo era lo suficientemente grande como para estar atenta y lo suficientemente chica como para no ser responsable del kilombo, ni siquiera en parte.

Si hay alguna causa política a la que abracé (con todo el cariño que la palabra sugiere) es la de los desaparecidos. Sin embargo, aquella mañana de marzo del 76 no me lo vi venir. Ya les dije que no era un cuadro, ni siquiera un cuadrito politico, ni una filo peronista. Peròn no me caia nada bien y ademas ya estaba muerto.  El Perón que vino en el setenta  y tres hacia agua por todos lados -que me perdonen los peronistas- y solo podía estar ahí en ese lugar endiosado, por el fervor de los que lo seguían, de los que lo habían esperado y luchado por su vuelta tantos años.  Y esos que lo habían traído tenían intereses tan distintos que se llamaban todos peronistas pero entre si, eran enemigos. Los que lo trajeron a Peron eran como el andador que llevo a dar la vuelta en descapotable a Evita por la ciudad, trajeron a un hombre que se estaba muriendo, a una sombra de lo que habia hecho grande a la argentina, a un tipo capturado por sus propia necesidad de poder y de reivindicaciòn. Peron estiro la cuerda, la cuerda salto y nos fuimos al propio carajo.

Pero en los setenta, el odio no era como ahora, ahi te hacian saltar por el aire a los cuetazos. Y si bien caian militantes por bombazos o tiros, tambien tenias la mala estrella de estar ubicado en un lugar y en un momento donde eso iba a pasar podias morirte de culo, como en todas las revoluciones, aunque hubieras ido a comprar un sifon.

Cosas de peronistas, basicamente.  Y la pelotuda de Isabel, con Lopez Rega atras, dios mio, dios mio… No puedo dejar de acordarme el bochorno que me producìa esa mujer -una imbecil- en el poder. A ver si te puedo dar una idea: antes de la muerte de Peron era como un gato chino dorado,que saludaba con la manito y con acento español. Despues de la muerte de Peron estaba muy pero muy deprimida, y tenia todo el poder del paìs y a Lopez Rega chiflandole la letra todo el tiempo en la nuca.

Yo me pregunto ¿por que ella no declinò la responsabilidad de conducir la argentina, si no le daba ni para conducir un negocio de libreria escolar de barrio?

Ese dia de marzo todos, hasta los menos advertidos, sabìamos que el gobierno no daba para mas. Eran pràcticas habituales de entonces ir a llamar a los militares; “para que pusieran orden”. Los muertos eran tendal, las fuerzas politicas estaban desquiciadas y los militares se creian los salvadores de la patria, y los giles pensaban (los grandes, yo no tenia demasiado criterio, aunque ya me depilaba las gambas) que el Ejercito iba a poner el pais en orden.

Entonces vinieron ellos, la gente común se puso contenta, porque se acababa el bochorno Isabel y acto seguido empezó tal desastre, que enluto al pais para siempre, Los militares no pusieron orden sino empezaron una purga que nos dejó la cinta de luto, no estuvieron (¡que iban a estar!) a la altura de lo que se necesitaba, se convirtieron en ladrones, secuestraron niños, mataron niños, se quedaron con los bienes de las personas, le hicieron un mal a esta Argentina mía  que quedò y quedarà en nuestras representaciones sociales y en la de las generaciones por venir. La dictadura genocida militar, con complicidad civil, tuvo ademàs y nunca debemos olvidar objetivos economicos, dado que termino instalando la politica neoliberal que nos llevo a la mierda, palabras mas, palabras menos.
El proceso de reorganizacion nacional como se llamaron ellos, fue el final de las esperanzas de quienes querian profundizar un pais inclusivo (como diriamos ahora), el pais que soñaron quienes luchaban para que Peron volviera. Peron no estuvo a la altura, no me jodas. Coqueteando por derecha y por izquierda y con su teoria de los anticuerpos nos jodio bien jodidos.

Fueron, usando una frase de Denevi, los asesinos de los dias de fiesta.

Anuncios

One thought on “El dia que rajaron a Isabelita: recuperando mis propios recuerdos de entonces.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s