Uncategorized

hay cadaveres, (gracias sudaca, gracias Iris)


Pasan los momentos y sigo muy impresionada. Hago mis cosas de todos los dias, y sin embargo hay cadaveres. Es que el sudaka renegau y despues la iris, en los comentarios, contaron que en el sur de Huckelberry Finn y en cualquier lado hay cadáveres  Me explico: las enormes magnolias de las señoriales casas del sur de los Estados Unidos (ponele Tara, de lo que El viento se llevò o mas acà la casa de Forrest Gump) servían para colgar negros. Niggers.  Lean ese post y carguen como yo, con la angustia que genera.

E iris cuelga a Perlongher, con su poema Cadaveres.  Les confieso que siempre me cuesta leer a Perlongher, me abruma, me desconsuela. Es que hay cadáveres.

Como no me puedo olvidar de la cosa, estuve buscando mas data, para agobiarme tanto que por descarte, tramite el malestar. Y encontré en una pagina del Ministerio de Educaciòn de la Nación  algo vi  escrito para los 30 años del golpe de estado, que enuncia algo que yo me se. Que en la escuela hay cadáveres.

Un poema

“Cadáveres” /Nestor Perlongher

Bajo las matas
En los pajonales
Sobre los puentes
En los canales
Hay Cadáveres
(…)
Era: “No le digas que lo viste conmigo porque capaz que se dan cuenta”
O: “No le vayas a contar que lo vimos porque a ver si se lo toma a pecho”
Acaso: “No te conviene que lo sepan porque te amputan una teta”
Aún: “Hoy asaltaron a una vaca”
“Cuando lo veas hacé de cuenta que no te diste cuenta de nada… y listo”
Hay Cadáveres.
(…)
Ay, no le digas nada a doña Marta, ella le cuenta al nieto que es colimba!
Y si se entera Misia Amalia, que tiene un novio federal!
Y la que paya si callase!
La que bordona arpona!
Ni a la vitrolera, que es botona!
Ni al lustrabotas, cachafaz!
Ni a la que hace al género “volante”!
NI
Hay Cadáveres.
(…)
Hay Cadáveres

No hay nadie?, pregunta la mujer del Paraguay.
Respuesta: No hay cadáveres.

Pablo Luzuriaga y Jordana Blejmar

En una oportunidad Néstor Perlongher (poeta, ensayista, militante político) se refirió a “Cadáveres” como al “típico poema de escuela, de esos que se recitan en los actos”. Como éstos, el suyo se inaugura con una “rima tonta” (Bajo las matas / En los pajonales / Sobre los puentes / En los canales / Hay cadáveres) y “a partir de allí empieza como un torrente”. Esta controversial definición viene a confirmar lo que el propio poema suscribe, a saber, que los cadáveres yacen en todas partes, incluso en el ámbito de la escuela. Su ubicuidad, no obstante, se vuelve imperceptible al ojo humano. Porque si nada permanece exento de su presencia, si todo es cadavérico, no hay distinción que valga: Todo/Sobretodo/Hay Cadáveres.

La posibilidad de considerar a “Cadáveres” como un “poema escolar” descansa sobre la sospecha de que, después de la última dictadura militar, resulta imposible sostener la pureza de los espacios que hasta entonces parecían serlo. En el mismo sentido se cruzan en el poema discursos que, por definición, deberían oponerse. El lenguaje eyecto, escatológico, coloquial y el argot de grupos minoritarios conviven con el habla culta y las referencias literarias (Hay Cadáveres/ Y se convierte inmediatamente en La Cautiva…Yo soy aquél que ayer nomás…) componiendo una herética sinfonía de voces. De allí la autoinscripción de Perlongher en el “neobarroso”, poética que conjuga, en un gesto de irreverencia, la sofisticación del barroco español con el barro del Río de la Plata.

Como una suerte de “aleph” del suburbio, el poema se vale de la enumeración para testimoniar lo que devuelve la mirada, aún cuando se sepa que ya no se puede enumerar. La descripción es suficiente para desmontar la estructura de las apariencias. Se trata entonces de ver contra toda evidencia -contra la misma desaparición- aquello que el discurso militar se propuso mantener oculto. Pero también, se trata de ir a contrapelo del discurso postdictadura que creyó posible una reconciliación de la sociedad, haciendo desaparecer, ya no los cadáveres, sino la responsabilidad ética de cada quién. Perlongher, que escribió el poema mientras viajaba a San Pablo en 1981, no podía saber esto. Como tampoco podía adivinar que “Cadáveres”, treinta años después, mantendría intacta su actualidad.

 

Uncategorized

para acompañar la cabecera del blog, una estupida cancion de amor de los sesenta.


El blog cumple 4 años el 6 de mayo ¿te parece? Yo ya empece con los festejos.

Por eso le puse una foto personal arriba. De el año que empece el blog. En Cuba.Nunca supe lo que es una vereda tropical, pero lo mas parecido en mi mente es caminar por los senderos del hotel en el cayo, a pasos del mar caribe. Es que en esa foto luzco y estaba tan feliz.  Nada, una cosa pajera poner una foto propia, ¡pero el blog es eso! nada importa, solo el mar caribe y la vereda tropical. Esa música la escuchaba yo en la calesita, nada de sapo pepe. Boleros ponían. Jodeme!. También es banda de sonido de telos, de los cuarenta. Música de asaltos en los lentos de los primeros setenta. De alguna manera, colgarla aca, en la segunda década del siglo, es como algo de la continuidad de lo exótico  vereda tropical. Una boutade, una pelotudez, como a mi me gusta.

Uncategorized

Macri , el boludo de teflon, democrata. Por Mempo Giardinelli.


Del diario de hoy, de Pagina 12
macri freddie

Elogio del señor Mauricio Macri

 

Este artículo conlleva una implacable paradoja: por un lado y ante todo, la condena más enérgica al uso de la fuerza bruta policial en el Hospital Borda, donde se evidenció el neomenemismo del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, en su afán destructor de edificios históricos en aras de presumibles, repudiables negocios inmobiliarios.

Por el otro, una inesperada, sorprendente declaración del jefe de Gobierno porteño, que esta semana dijo que con una nueva conformación del Congreso, cuando sean mayoría los que hoy son opositores, promoverá la anulación de la reforma judicial que se ha aprobado.

Y en eso tiene razón; es lo mejor que ha dicho jamás.

Parto de la base de que al Sr. Mauricio Macri yo no le creo nada. Por sus dislates, su pobreza conceptual, su estilo cheto y su repetición de clichés y lugares comunes, incapaz como es de tener ideas propias. Y también por su manía de zafar siempre, su evidente haraganería y su reiterada ausencia cuando hay desastres que afectan a la ciudadanía.

No me gustan sus furcios cuando en realidad no sabe qué decir, como tampoco me gustan su concepción educativa si es que la tiene, su política dizque cultural, su desprecio clasista hacia los pobres y marginados, sus bicisendas, el desastre ecológico que está haciendo con la destrucción de la Avenida 9 de Julio, los presumibles negociados como esas bicicletas que compró carísimas y ahora privatizará, sospecho, para favorecer a algunos de sus amigos, e incluso algunas oscuridades de su pasado como las exportaciones truchas de autos al Uruguay. Y por supuesto detesto su vocación autoritaria, como ya se vio varias veces y ahora con la feroz represión que ordenó en el Borda.

Y sin embargo, ese mismo Sr. Macri anunció esta semana que cuando él y su partido tengan mayoría en el Congreso impulsará la anulación de la reforma judicial que acaba de sancionar el Congreso.

Que es exactamente lo que se espera de un demócrata y por eso este elogio.

Esperé dos días a ver si leía su desmentida, pero no. Lo dijo nomás. Lo que indica que lo cree.

O que no se dio cuenta de lo que dijo.

Pero bueno, en cualquier caso en esto le cabe un reconocimiento. Porque lo que dijo es lo que debe decir un político de oposición serio: que va a esperar a ganar las elecciones y entonces cambiar las leyes por las vías que ordena la Constitución. Perfecto.

Corresponde entonces tomarle la palabra en este punto al Sr. Macri. Yo por lo menos se la tomo a la luz del mamarracho político que vemos a diario, en el que sobresalen discursos y modos incendiarios en boca de los señores Moyano o De la Sota, Miceli o Venegas, Aguad o Carrió, Sanz o Buzzi y tantos más, por citar sólo algunos, y desde luego todos siguiendo a coro la mentirosa y agresiva prédica antidemocrática del diario La Nación.

A la vista de esos discursos pletóricos de odio de clase y desprecio por la verdad y las libertades que dicen defender, y a pesar incluso del uso brutal de su Policía Metropolitana, este enunciado del Sr. Macri merece un reconocimiento. Porque cuando parece que todos y todas en la oposición sólo quieren cosas horribles y antidemocráticas, y arrastran incluso a los más moderados, como Ricardo Alfonsín, y a los más confusos como Hermes Binner, a mí me parece que cabe este elogio.

Porque esa oposición ciega, suicida e inconscientemente antinacional, que judicializa, cacerolea e insulta con tal de ganar centimiles en los diarios que los incitan a odiar militantemente, demuestra a diario ser incapaz de palabras sensatas como las que ha dicho, inesperadamente, este Sr. Macri.

Que al menos en esta ocasión, y acaso sin saber lo que decía, ha dicho lo que debe decir un demócrata. Textualmente: “Revertiremos en el futuro con otro Congreso esta reforma que va en contra de la gente”. Lo que, traducido, significa que ahora se la banca y que en todo caso, cuando le llegue el turno, si es que le llega, se ocupará de proponer otras leyes con los cambios que considere necesarios. Como debe ser.

Por eso este elogio al político conceptual e ideológicamente más pobre de la Argentina.

Porque, asombrosamente, y aunque él mismo fue quien después ordenó la represión, con esto le tapó la boca a los odiadores seriales en que se han convertido la mayoría de los políticos de este país.

Vaya ahora Macri y gane las elecciones, si puede. Y si logra una nueva conformación del Congreso, con mayoría propia, promueva la anulación de esta reforma judicial, si puede. Así se hace en democracia: con leyes, no con palos ni artilugios.

Uncategorized

MACRI Y LA PUTA QUE TE PARIO


La poca responsabilidad e implicaciòn de Mauricio Macri sobre sus actos de gobierno, han sobrepasado mi posibilidad de apelar al buen gusto en este sensible blog

Estos son algunos de sus tuits, fresquitos como una lechuga, recien sacados del horno, para bochorno de sus votantes y el odio de los que pensamos que es un mierda.

  1. Lo que hoy sucedió por un pedazo de tierra vacío que pertenece a la Ciudad, no conduce a la Argentina que nos merecemos. #Borda

  2. Vamos a seguir trabajando, intentando dialogar y proponer y esperamos que baje este nivel de violencia. #Borda

  3. Vamos a pensar que es normal que se agreda a la policía con piedras? Ellos también son trabajadores y tienen familias. #Borda

  4. La policía debería haber estado cuidándonos de los delitos, no defendiéndose con escudos de violentos. Esto no puede suceder. #Borda

  5. La policía fue a cuidar a los trabajadores tratando de evitar agresiones y nos encontramos con una situación muy violenta. #Borda

  6. Recorrimos todas las instancias judiciales y teníamos la aprobación para hacer la obra en ese terreno vacío. #Borda

  7. Queremos hacer una obra que es a favor de la gente, del barrio, del sur, de los trabajadores, de todos. #Borda

  8. No hay que ceder a los violentos, los resultados están a la vista. Vean Parque Centenario. Hoy es un lugar de encuentro de las flias. #Borda

  9. Es un día muy triste. No podemos caer en estos niveles de violencia pero tampoco podemos ceder. #Borda

Uncategorized

Zafar: maravillosas canciones.


La vela puerca

ZAFAR

Soy de la cuidad con todo lo que ves
Con su ruido, con su gente, consume vejez
Y no puedo evitar, el humo que entra hoy
Pero igual sigo creciendo, soy otro carbón
No voy a imaginar, la pena en los demás
Compro aire y si es puro, pago mucho más
No voy a tolerar, que ya no tengan fe
Que se bajen los brazos, que no haya lucidez.

Me voy, volando por ahí
Y estoy, convencido de ir
Me voy, silbando y sin rencor
Y estoy, zafando del olor.

Me encontré con la gente, que sabe valorar
Que de turista en la capital,
han sabido vagar/Y no ha encarado al fin la cruda realidad
De respirar hollín, de llorar alquitrán
Y empiezo a envejecer, sudando mi verdad
Criado pa´ toser, con mucha variedad
Y adonde ir a para, cargando con mi olor
Deberíamos andar desnudos pa´ sentirnos mejor.

Me voy, volando por ahí
Y estoy, convencido de ir
Me voy, silbando y sin rencor
Y estoy, zafando del olor.

Uncategorized

humo de marihuana.


lucas-demare-afiche-orig-1968-humo-de-marihuana-_MLA-O-2982959277_082012Hay películas con planteos muy hijos de puta. Moralinas dirigidas a culpabilizar a los zonzos, excusar a los responsables y disciplinar la conducta.

Las de Enrique Carreras eran asi, en general. Pero hoy me estaba acordando de una con Barbara Mujica y Oscar Rovito, Edad Dificil, donde ellos, que no pasan de los 15, se empiezan a querer como se quiere a esa edad, y por ratearse a la escuela se muere la madre de el, y el pibe se arrepentira toda la vida de no hacerle caso a los padres.

La otra película hija de puta que me viene a la cabeza en este momento es Humo de Marihuana. En ella la marihuana sustituye a la morfina (que deja marca por los pinchazos). No escucharan de mi boca hacer loas a la macoña, pero una cosa es una cosa y otra cosa es Humo de Marihuana, de Lucas Demare.

Ese fue el debut de Emilio Dissi, haciendo del “loco melena”. Una vez lo escuche en la radio hablando de esa cinta, contaba que como ninguno de los actores conocia los efectos de la marihuana impostaba las reacciones post porro. Cada uno iba exagerando un poco mas torsiones, deformaciones de la cara, rictus, sacudidas, convulsiones.

Esa pelicula que intentaba alertar sobre el peligro de la “doroga”, termino siendo bizarren plus. Ni capusotto le gana. La mina se muere por  consumo de marihuana. Jodeme!.

Diría prueben y vean pero se presta a confusiones. Vean, simplemente, si exagero