Uncategorized

traspasando la baranda.

A la mañana me levanto lúcida  es por mis ritmos circadianos. Soy alondra, de las que tienen las mañanas lúcidas y a la noche son pantriste. Por eso, mientras duermen, miro pedazos de películas. Y pienso.

Torre Nilson hizo varias películas que detesto, con actores que quiero. Esta, La Terraza, retrata la clase social a la que Babsy pertenecía. La clase alta, tilinga, de Buenos Aires.

Y habla de jóvenes desesperados. La juventud y la desesperación van de la mano. No son en esencia  muy diferentes que los pibes villa que juegan a ver a quien le gana al tren. Se ponen frente al tren a ver cuanto aguantan antes de correr. Estos desafían a la baranda.

En esta escena, mas que en el juego suicida del tren, queda claro que son “los grandes” los que te ponen frente a la baranda. La escena es para ellos, igual que la escena del exceso de un adolescente siempre es para otro. Para que mire. A veces, muchas, no mira nadie. Y caen.

Todos jovenes: Dora Baret, Leonardo Favio, Norberto Suarez, Emilio Alfaro, Graciela Borges.

Cuando los que crecimos estamos desesperados no nos subimos a la baranda. Nos agarramos a ella, pero ya se sabe, se aferraron mil ancianos pero se fueron igual.

 

 

Anuncios

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s