Uncategorized

afuera es noche y llueve tanto…

Ah, las despedidas. Correr a la par de un tren, como en las películas americanas  Ver un barco en la lejanía  como un punto y quedarse solo, en el puerto vacio. Y muchas otras  menos cinematográficas  un chau apurado, un beso en el cachete y saber que nunca mas. Aquellas a las que le puso letra Borges (“quien sabe de quien en esta casa, sin saberlo nos hemos despedido”) Las con lagrimas, las con odio, las que se disimulan.Soltar una mano. Dejar ir.

The end.

Anuncios

Un comentario sobre “afuera es noche y llueve tanto…

  1. ezeiza sigue siendo para mi un lugar extremadamente triste…ahí vi llorar a mi viejo mientras despedía a su hija disimulando las lágrimas haciendo visera y, cosas del destino…jamás volvió a ver. Año tras año en cada despedida de esa hija, mi hermana, mi corazón me demostraba que ahí radica el centro de las emociones. Cariños Nilda.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s