Uncategorized

La arbitrariedad.

la-reina-de-corazonesCasi toda la vida argumentando contra la reina de corazones.
Esa que grita ” que le corten la cabeza” cuando la contradicen.

La reina no quiere entender, solo pide sumisiòn y obediencia. Ruedan las cabezas, los naipes se mojan y cuando llega el juicio todo esta patas arriba.

Firmar o no firmar la carta es indistinto si la reina da la sentencia y luego el veredicto. La reina no es Cristina Kirchner, como querran pensar los contreras, ni siquiera una madre autoritaria. La reina de corazones esta adentro de tu espíritu  y pide que te corten la cabeza. A veces lo logra, y  tu cabeza rueda por la cancha.

Leete este fragmento de Alicia en el país. Lewis Carroll, madames et monsieurs.

Hay mayores evidencias que presentar, si Su Majestad se digna —gritó el conejo blanco, levantándose con mucha prisa—. Se acaba de recoger este papel.

—¿Qué es lo que dice? —preguntó la reina.

—No lo he leído todavía —repuso el conejo blanco—, pero parece ser una carta escrita por el prisionero a… a alguien…

—Tiene que haber sido así —corroboró el rey—, a menos que no haya sido dirigida a nadie, cosa que sería bastante extraña, por lo demás.

—¿A quién está dirigida? —preguntó uno de los miembros del jurado.

—No está dirigida a nadie —respondió el conejo—. En realidad, no hay nada escrito afuera.

Mientras hablaba, sacó el papel de su sobre, y agregó:

—No es ninguna carta. Se trata de unos versos.

—¿Y están escritos con la letra del prisionero? —preguntó otro de los jurados.

—No —repuso el conejo blanco—. ¡Eso es lo que me parece más raro!

(Todo el jurado parecía muy confundido.)

—Debe haber imitado la letra de alguna otra persona —declaró el rey.

(El jurado pareció iluminarse de nuevo.)

—Ruego a Vuestra Majestad —dijo la Sota— que me oiga. No he escrito eso y no pueden probar que lo haya hecho. No tiene ninguna firma.

—Si no la firmaste —dijo el rey—, sólo lograrás que empeore tu causa. Supongo que pretendes significar que cometiste un error, porque de otro modo habrías puesto tu firma como todo hombre honrado.

Hubo un aplauso general ante estas palabras. Era la primera cosa realmente inteligente que había dicho el rey ese día.

—¡Eso prueba que es culpable! —gritó la reina.

—No prueba absolutamente nada —contestó Alicia—. ¡Ni siquiera saben ustedes lo que hay escrito!

Anuncios

Un comentario sobre “La arbitrariedad.

  1. “Cuando uso una palabra -dijo Humpty Dumpty con un tono bastante desdeñoso-, significa exactamente lo que decidí que debe significar, ni más ni menos.
    – El problema es saber -dijo Alicia- si podés darle tantos significados diferentes a las palabras.
    – El problema es saber quién tiene el poder -dijo Humpty Dumpty-: eso es todo.”

    Otra variante, menos elegante y menos abstracta, acá:

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s