Uncategorized

viñetas de relaciones en el trabajo que incluye lamentos de una seguidora K, en un entorno laboral antik

Una de las porteras me dice, a pesar mio, “señora directora”. Las preceptoras me tratan de usted, pero eso no dice nada de distancia afectiva,  hacemos bromas guarras y las quiero porque son buena gente, y me siento que me quieren, para mi son mis compañeras de laburo

Las escuelas son lugares muy raros, muy verticales. Yo, que soy por convicción muy horizontal, no me hallo cómoda en el Orden Escolar. Tal vez por eso me jubilaré antes de tiempo, muy pronto.  Las inspectoras esperan de mi una subordinación que no tengo y ya me cansé. O me jubilo o reviento.

Soy la única kirchnerista en mi oficina de directora de escuela, donde trabajamos seis mujeres. Después están los profesores, algunos son del palo, generalmente los mas formados. Sesgos.

Una de esas mujeres con las que estoy cada día,

images (1)
ay jesus, nosotras las diretoras!!!!

la mayor,  no dice su edad jamas. Yo podría buscarla (soy su jefa) en los papeles, pero la verdad eso me importa nada. Quizá lo que me da lástima es no poder saludarla en el cumpleaños, fecha que oculta. Para mi es una vieja.

Tiene una curiosidad malsana sobre la sexualidad ¿que hacen los gays?, me pregunta ¿que hace el que hace de mujer y el que hace de hombre? No hay mujer y hombre, pedagogeo yo. Me hace las preguntas mas increíbles que ud. se pueda imaginar, y me intuye un saber que no tengo. Las sexualidades diferentes, las practicas aberrantes , cualquier cosa orillando la perversión puede preguntarme esa amable mujer, monógama y pacata, a la que nunca escuché decir una mala palabra.

Es básicamente antipobre, lombrosiana  y feroz antik. Ama los perros abandonados, los cura cuando están lastimados. Fue madre una vez. Conmigo es respetuosa y gentil . Tiene un miedo paranoico a ser asaltada, pero  sale cada noche a trabajar, y vuelve a su casa conurbana, en  auto, con rituales que incluyen contraseñas, llamadas a celulares y vueltas manzanas para poder entrarlo al garage y no ser emboscada por jóvenes endrogados que necesariamente son cabecitas negras. Como es muy mayor, siempre la molesto diciéndole que jamas va a pedir la jubilación y que dentro de muchos años pasarè por la escuela y la veré caminando con trípode. Yo ya me jubilo pronto, me fumaron como a un porro en ese laburo, sin filtro y hasta el final, me sacaron la alegría.

El martes, apenas me ve (y antes de decir que a Mangieri le hicieron una cama, pobre hombre) me espeta triunfante declamando “el fin del kirchnerismo” Yo creo que habla de las PASO, pero no. Es el fin del kirchnerismo, Nilda, me dice:  ¿vio lo que hizo su presidenta? Tuvo que ocicar, ganamos la batalla, tuvo que subir el minimo no imponible de ganancias, una señal clara de que este gobierno (su gobierno, debe haber dicho) se va al tacho. (no diría jamas  “se va a la mierda”)

Y así me entero (todo el día sin prender la tele) que muchísimos trabajadores de capas medias no van a tener que pagar impuesto a las ganancias, Incluida yo.

La lectura que hago es ¡que bueno! Y sobre todo que la guita que le sacaban al trabajador va a salir de la transacción con acciones. Ahora bien ¿porque esto es para ella y tantos como ella, una debilidad del gobierno, el fin del kirchnerismo? ¿como funcionan esos cerebros? Es un misterio para mi. Un gobierno escucha los reclamos y leen debilidad? No los escucha y es sordera? Se minimiza el impacto tributario sobre salarios y allí solo hay intención de modificar la tendencia del votante?

Lo hacen por los votos, sentencia finalmente, y el metamensaje es ¿vio?, yo le dije, son una runfla de rufianes estos K y llegan a bajar el impuesto con intenciones aviesas.

Aestas alturas ya no quiero discutir . Le digo “dale, alcanzame el bibliorato” y procedo a escuchar las preguntas sobre el sadomasoquismo a propósito del caso policial del momento, que me hará, mientras sorbo el cafè que me hace la portera y que a escondidas mias le pone azucar, para que haga espuma. Y en tanto, cuento matricula.

Anuncios

12 comentarios sobre “viñetas de relaciones en el trabajo que incluye lamentos de una seguidora K, en un entorno laboral antik

  1. “A estas alturas ya no quiero discutir”-decís-entonces siento que se me acopla el alma…
    Hasta hace un mes era /¿soy?/profesora de escuela secundaria. Llegué a la Jubilación también por aburrimiento(no de los chicos, a los que les debo muchos de los momentos más graciosos,emotivos y exasperantes de mi vida)sino de toda la órbita de compañeros o colegas(según se los analice) de trabajo cotidiano.No faltó un día en que , el aura ANTI K ( en el ámbito estatal o privado)esparciera su cuota de odio, resentimiento, ferocidad ante una política que nos entregó las compus, cajas con textos de lectura, paritarias abiertas.
    Escuché decir a alguna de ellas:” ya entran estos negros, no faltan nunca,” o “yo no puedo quedar embarazada y “éstas”(por nuestaras alumnas) sacan hijos como si nada.Claro, es por el Plan”, agregan.
    Podría seguir con una interminable lista de conclusiones del mismo talante pero prefiero ahorrarme el recuerdo.
    Si te digo que me hubiera hecho feliz tenerte como mi Dire (yo te hubiera praparado un café sin espuma jaja)es porque tal vez me habrías ayudado a pensar que no estaba sola ante tanta imbecilidad e ignorancia. Hubo un día en que dejé de discutir con ellas yo también, y, seguro que eso ensombreció mi último paso por la docencia.
    Cariños.

  2. tengo muchos de esos casos aunque, afortunadamente, no trabajo con ellos ya que no trabajo con nadie. Le cuento….clarín entra como un misil…los demás razonamientos cuestan un poco más. Leer el p12 requiere cierto ejercicio intelectual, el clarín es un disparo al hipotálamo. besito. jubilate nomás, vas a ser más feliz y libre.

  3. Y si , pasa eso , aca donde trabajo , una oficina , la mayoria son anti k , pero escarbas un poco y no saben un comino , solo repiten noticias de TN , Lanata , Infobae , La politica on line , Majul , Longobardi
    Esta semana , un dia se tapo la cloaca , creo que se tapo porque deben tirar las noticias que leen

  4. no me diga, umberto que voy a estar en plenitud, porque Plenitud es una marca de pañales para adultos. Espero ser libre, y volar por ahi arriba, como una mujer de girondo.

  5. a ver, soy directora: se escribe hocicar y no ocicar, y el humberto que me escribe no es Umberto Eco, entonces, se escribe con H. Por lo demas Girondo debìa estar en mayuscula.Sep.

  6. Mi aporte a este interesante intercambio, va a ser meramente anecdótico…hace unos días leí algo que dijo una yanki conocida, lesbiana, sobre el tema del sexo entre homosexuales: “Preguntar quién es el hombre o quién es la mujer en una relación de personas del mismo sexo es como preguntar quién es el tenedor en unos palillos chinos”

  7. Los anti k se padecen en todas partes. Ni te cuento mientras esperás en el banco o en un consultorio. Hoy le escuché decir a una mina que el portero es inocente y que los asesinos son el padrastro y el hermano, pero como son amigos de Berni, van a culpar al portero. Imaginación e hijaputez sin frontras. Por suerte me salvan los libros. Me meto en un libro para no tener que devolver miraditas cómplices que me harían mandarlas a la puta que los parió.

  8. Buen post, Nilda. Y buenos comentarios. Entiendo el padecimiento de ustedes y es realmente increíble la imbecilidad militante de mucha gente que termina amurando en la chatura, la necedad, el resentimiento descontrolado (“a toda descarga…”, diría un ex profe mío de la Facu). Odio de clase. Condensado.
    Tengo una amiga profesora de Matemática en zona Florencio Varela, Calzada (Al`te Brown) y me cuenta de parir cotidianamente ante pares trabajadoras de la educación que odian a pares trabajadores, gente de laburo, que manda a sus hijos a escuelas públicas y vive día a día todo esto que narras en el texto. Son muchas cosas irresueltas las de estos verdugos bobos que patean en contra de sus propios intereses: desconocimiento, gorilismo atroz, resentimiento, comodidad, mala leche… y así y así…¿Cómo no entender el hartazgo de ustedes…? Yo laburo en un medio de prensa de ultraderecha y a veces me veo superado porque puedo entender a un garca de la elite financiera que cuide sus privilegios, pero cuando te pinta que un tipo que debería estar codo a codo con sus pares que activa y denigra todos los días contra sus iguales … quedás loco. Es inconcebible. Les genera odio que un chico que viene de abajo acceda a la educación, que pueda tomar herramientas para defenderse en la vida… ¿Cómo no entender lo que esto les puede provocar a ustedes…?
    Les mando mi abrazo y saludos.

    excede conholgura lo político para ingresar en elanecdotario de la imbecilidad
    lograpolíticoexceden co con holgura

  9. Nilda, en un gesto que la honra, su escritura (que comparto como comparto la vida de director de escuela) justifica la lectura mucho más que los puntos de vista sobre la coyuntura (efimeros, cambiantes, líquidos) en los que no coincidimos. Es una lástima que el sistema pierda una directora que guarda y reparte la sonrisa entre lectores y personal.
    “Las dudas de la portera”, parece un buen titulo para Alan Pauls (que escribio “El pudor del pornografo”, como anticipandose)
    Gracias

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s