Uncategorized

Las nenas y la crueldad.

acoso-escolarMe levanté con ganas de escribir un cuento de nenas. La historia era mas o menos así:. Unas tres o cuatro nenas juegan a la escondida. Entre ellas hay envidias, mala leche, complicidad, necesidad de segregar una victima

. Se -por que fui nena- que las mujeres cuando son chicas son capaz de una crueldad refinada con las de su propio sexo, que el tiempo va descascarando. A partir de la vida me hecho infinitamente mas solidaria con las de mi género: si en una gota de mar, està todo el mar, en lo que le pasa a otra mujer, reverbera algo de mi.

Las mujeres no son buenas entre si en la infancia, siempre buscan a una para que sea blanco de todo lo que les hace ruido, para que se haga cargo de la propia mierda Segregar y lastimar es un arte que se aprende temprano.

: Ahora lo llaman bullying pero cualquiera que rebusque en su historia fue testigo o protagonista de esas historias donde al mas débil se lo crucifica, para goce perverso del resto.  Es una cobardía y una canallada. De esos materiales se hacen los hombres y el que piense que la infancia es un paraíso, no tiene memoria o es un hipócrita

Recuerdo en la primaria a una que la cargaban porque tenia olor a pis, o por que un día tuvo olor a pis y eso quedo para siempre. Es como si la estuviera viendo. Era mas pobre que el resto, tenia el pelo duro y desteñido, era fea y sin gracia. La ropa que uno sospechaba bajo el guardapolvo amarillento y pasado de moda, habia pasado por varios hermanos antes, Su familia tenia caballos en un terreno doble, eran carreros. Seguro que esa casa no tenia ni agua caliente, ni nada que le asegurara el confortable baño diario, o semanal al que todos accediamos. Por que esos eran tiempos de trapito por la rodilla y baño del polaco diario (culo cuello y sobaco) en el mejor de los casos. El baño diario vino mas tarde y todos eramos mas o menos sucios, pero en el cannon de la epoca

A esta pobre nena, la hostigaban con que era mugrienta,que tenia  olor a pis, lo que fuere, Encima era lenta aprendiendo: las victimas parece que tienen una luz que avisa la imposibilidad de defenderse.Las otras nenas la miraban como fuera leprosa y esa lepra se pudiera contagiar a cualquiera que se acercara. La victima cercada ademas, estaba sola.
Hacer leña del árbol caído se  aprende fácil y la vida te tiene que enseñar a desaprenderlo.

El gordo, el pobre, el hijo de extranjeros -llamalo bolita, paragua, chilote, cualquier cosa que te permita rápidamente catalogarlo como negro de mierda-, el tartamudo, el orejon. Ellos te remiten a tus propias deformidades de las que nada queres saber. Mas bien que todos mirados de cerca somos freaks.

Quería escribir un cuento de nenas donde las muy hijas de puta dejaban contando sola en una escondida a la hora del atardecer, a la mas vulnerable, y se volvían a la casa riéndose de ella. Y el estupor y la desolación de la pibita cuando advertía la tomada de pelo.

Pero ahora las nenas no juegan a la escondida, no se a que carajo juegan. Intuyo que la crueldad persiste.

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Las nenas y la crueldad.

  1. lo peor de idealizar el recuerdo de una infancia pura y lejana e inocente y buena frente a la realidad actual es hacer a los docentes, que conviven con la infancia real en las aulas, responsables de los males reales o imaginarios presentes y futuros de los chicos a su cargo. Aun cuando se agredan por facebook o wassup o txt.en el espacio tiempo virtual

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s