Uncategorized

somos tambien lo que no somos.

575549_10151667733120883_1978545782_nno alcanzarian mil vidas para ser todas las cosas que uno ficcionaliza que podria ser. No nos fue dado eso, pero si la imaginaciòn. Y el deseo, ese norte, esa maldiciòn.

Ser un ratito Mezo Bigarrena, drogon de drogas duras, paranoico, poeta, -Sabina le robaba los versos y èl le robaba las mujeres- suicida. Un tipo con tantos excesos que termino colgado con una soga con la que jugaban los pibes de la casa donde lo guardaba un amigo. Un vasco ambulante con una guitarra, un jodido. Y que escribio este poema -esta canciòn- de tipo cuya casa era el exilio. Baglieto le canta un par de canciones, mucho mejor de lo que el mismo lo hacia. Ya sus huesos son polvo y tal vez pocos lo recuerden.

Un ratito nomas. Después volver a ser yo, que es tan cómodo y ademas lo pague en cuotas, me lo ganè, porque fue lo que supe construir. Lo mio.

Muestro mis dientes de negro en el bronx,
como basura de un tacho en Perù.
no tengo nombre ni hogar.

Muero de sida en cualquier hospital,
muero de amor en alguna ciudad.
No tengo nombre ni hogar.

Madre de los condenados,
lunita en el callejón.
Mientras otros visten santos,
yo me desnudo antes vos.

Yo soy los hijos de la tempestad,
gente con la que no te has de juntar.
No tengo nombre ni hogar.

Soy el infierno que inventaste vos,
cielo que se hunde en un electroshock.
No tengo nombre ni hogar.

Madre de los condenados,
lunita en el callejón.
Mientras otros visten santos,
yo me desnudo antes vos.

Estuve crusificado en París,
huyo de la gran hoguera en Brasil.
No tengo nombre ni hogar.

Mi historia no tiene inicio ni fin,
soy los mendigos del año dos mil.
No tengo nombre ni hogar.

Madre de los condenados,
lunita en el callejón.
Mientras otros visten santos,
yo me desnudo ante vos.

Madre de los condenados,
lunita en el callejón.
Mientras otros visten santos,
yo me desnudo ante vos.

Yo me desnudo, yo me desnudo,
ante vos.

Anuncios

Un comentario sobre “somos tambien lo que no somos.

  1. Mezo Bigarrena fue uno de esos artistas que no pudo o no quiso escapar a esa fascinación de hacer de él mismo una metáfora encarnada en su cuerpo. Me encanta esta fina coincidencia que tenemos para hacer renacer un rato aunque sea en nosotros esta gente que nos hace emocionar y quizás, ser un poquito mejores.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s