Uncategorized

no te hagas la Otra.

mi primer seudónimo (nik) del blog fue la Otra .Lo abandoné porque hay una meritoria revista virtual, con mucho trafico que se llama asì.

Construir la propia identidad es un laburito que hacemos todos. Por ser psicologa,  por ser paciente crónica del psicoanálisis, porque la literatura me taladra la cucuza, porque soy mina, porque todo el día me pregunto, puedo identificar varios cachos del puzzle. Se que la identidad me viene del linaje, de la geografía, del momento, de la Historia, del clima (salù, Gustavo)  de las lecturas, de los amigos que elegí ,de los amores y los odios que cultivè con estulticia,  de la gente con la que me topè sin haber elegido. Que la identidad es cambiante y sin embargo permanente, como un rio que fluye pero sigue siéndolo

Una termina siendo una caricatura de lo que alguna vez fue. O tal vez un producto mejorado. No hay manera de no hacerse La Otra. Porque en esa otra están los ideales, los modelos de identificación,la que una ni siquiera sospecha que es,  la Otra es la que una es sin saber, la que quisiera haber sido y no llego, lo que sobra, lo que no sobra , lo que hace que cuando matas a 10 niños y los tenes en el frezer hace a tu vecino decirle al noticiero que no te metías con nadie y te gustaban los pajaritos. Sos la Otra, sos un misterio, sos lo conocido.

Yo no soy una chica de barrio: Yo soy una chica de barrio: Soy margarita y soy Margot. No soy ninguna

Yo es Otra escribia Rimbaud. Capo.

Margot
Tango 1921
Música: José Ricardo / Carlos Gardel
Letra: Celedonio Flores
Se te embroca desde lejos, pelandruna abacanada,
que has nacido en la miseria de un convento de arrabal…
Porque hay algo que te vende, yo no sé si es la mirada,
la manera de sentarte, de mirar, de estar parada
o ese cuerpo acostumbrado a las pilchas de percal.
Ese cuerpo que hoy te marca los compases tentadores
del canyengue de algún tango en los brazos de algún gil,
mientras triunfa tu silueta y tu traje de colores,
entre el humo de los puros y el champán de Armenonville.

Son macanas, no fue un guapo haragán ni prepotente
ni un cafisho de averías el que al vicio te largó…
Vos rodaste por tu culpa y no fue inocentemente…
¡berretines de bacana que tenías en la mente
desde el día que un magnate cajetilla te afiló!

Yo recuerdo, no tenías casi nada que ponerte,
hoy usas ajuar de seda con rositas rococó,
¡me reviente tu presencia… pagaría por no verte…
si hasta el nombre te han cambiado como has cambiado de suerte:
ya no sos mi Margarita, ahora te llaman Margot!

Ahora vas con los otarios a pasarla de bacana
a un lujoso reservado del Petit o del Julien,
y tu vieja, ¡pobre vieja! lava toda la semana
pa’ poder parar la olla, con pobreza franciscana,
en el triste conventillo alumbrado a kerosén.

 

Anuncios

3 comentarios sobre “no te hagas la Otra.

  1. si, el tango es muy bueno, la identidad un dilema! además de quién soy, quién es el otro que yo imagino y lo adorno con mi deseo?

    Muy complicado…vuelvo al tango, como se vuelve siempre al amor…

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s