entre gallos y medianoche. La municipalidad de lomas de zamora y su concurso de cuentos Veredas de Sueño

A veces participo en concursos literarios:  sin padrinos ni contactos, sin roce ni  grupos de pertenencia, escribo sola. No me hago problema , soy una mina ya muy grande, famosa no voy a ser nunca y  se pasò mi cuarto de hora. Pero me da gusto ser leída y participar en un concurso es como una promesa. Me gane un par de concursos (el Metrovias del 2010 y hace nada uno de feministas latinoamericanas con un poema, que escribì pensando en mis cosas. Grito de Mujer es el colectivo ,y ni  siquiera me avisaron que mi texto habia sido seleccionado.  fui al libro digital con los trabajos y allí estaba mi poema y mi foto. Mírenlo si quieren.  En la pagina 43 esta mi producción.

http://www.calameo.com/read/003060417739cb2df7559

Tambien tengo un par de trabajos en el libro de Tessa . Estuve tan contenta cuando los vi!.

 

Lo peor de lo peor en cuestiones de premios  es lo del concurso que hizo la municipalidad de Lomas de Zamora en honor a Cortazar “Veredas de Sueño”. Bueno, les cuento que un cuento mio salio finalista y supuestamente me tenian que convocar hace 2 años para una ceremonia con aplauso, medalla beso y entrega de la antología. Me cansè de reclamar.Cosas de realismo magico de los pagos de Duhalde y tambien de Martin Insaurralde (era su gestiòn cuando el concurso se hizo)  Nunca hubo ceremonia ni entrega, ni aplauso ni un carajo: Ahora me llaman que vaya a retirar mis cinco ejemplares. Les diría que se metan los ejemplares en el orto, pero no. Voy a ir. Me los  gané. Soy una persona sensible. SI me gano un concurso quiero que me mariconeen un poco, un aplauso, algo hermano!: Ademas este es el año Cortazar ¿que les costaba en la municipalidad de lomas hacer una pequeña kermesse diciendo que cortazar es importante para el municipio donde vivió? Ademas, y con demora los libros estaban impresos. Unos saladitos tobaras, un vinito de caja, hermano!!! Nada. la cultura, ah! la cultura. Este es cuento, lo publique antes en el blog pero el publico se renueva y si ellos no me hacen fru fru, el autobombo me lo hago yo solita.

das narrenschiff.

Ya no hay laberintos

(…)

A nadie tienen que los tema y vocifere, ningún adolescente de encendida espada irrumpe de la nave y corre a ellos para morder por fin el alegre, jugoso durazno de la sangre

Julio Cortazar- Las ruinas de Cnossos

      Oxidadas por la sal marina, que no respeta a fierro ninguno, las poltronas gritan  a quien las observe que deberían haberse renovado hace una década. Lona verde y naranja, a rayas horizontales, en una trama que en algún momento fuera clásica pero que ahora, definitivamente está fuera de lugar, puesta por un escenográfo torpe. Las lonas quemadas por el sol, no obstante, resisten el peso de estas mujeres. Cuando el Río de la Plata se mixtura con el mar, lo marrón persiste un rato largo. El agua carga sangría del Paraná, lleva moléculas de tanta miseria y verdor y tanta tierra roja, ella no entrega así nomás su esencia a la anodina y persistente agua marina. El mar, desde acá,  parece, mas que agua, un enorme cobija turquesa que dos invisibles deidades sacuden tomada por orillos que no llegamos a apreciar. Las mujeres recostadas semejan enfermas graves o hombres capturados por la modorra despues de una comida copiosa. Están entregadas. Un mozo,  viejo, con callos plantales que lo hacen caminar como un contrahecho, calzado con zapatos de cuero lustrados en exceso, con cordones, atraviesa cubierta repartiendo sundaes recubiertos de sirope naranja y azul  .Al derretirse  el helado se forma un reguero de  baba gomosa sobre la popa.  El mar, que es limpio, salpica y la injuria se lava Las mujeres  permanecen con  los ojos cerrados, envueltas en batas, todas iguales, un poco amarillentas, que supieron de mejores tiempos. Las batas son o fueron de Colmegna, la tradicional casa porteña de baños turcos, un bordado da testimonio. Este ramillete de mujeres están hermanadas por la mirada perdida y el estigma del desaliento, que les refulge como si fuera una cruz de fuego en la frente.. Al terminar el sundae, se empiezan mover, parece como si estuvieran en una sala de espera de medico y ya pasó demasiado rato y nadie sale a dar explicaciones. Coloradas por el sol de noviembre, y despeinadas por los vientos que asolaban la planchada, no es necesario una mirada atenta para advertir que ninguna es hermosa, sino todo lo contrario y algunas, como yo, tienen poco pelo .Y como lo tienen largo, parece aun menos pelo. Unas cabelleras lamentables. Dos horas ha que zarparon de la costa de  Quilmes. El preámbulo fue la subida a un pequeñísimo lanchón donde permanecieron  paradas tal como se hace en un colectivo suburbano o en un ascensor atestado: digo, ignorándose unas a otras Solo abordaron la nave cuando llegaron a la mitad del río, donde las cartas náuticas indicaban la posibilidad. Me gustaría saber la eslora para explicarles bien. Puedo decir que ninguna fue obligada. Mansas como corderos. Es que siempre hacemos eso, nos entregamos sin saber (yo hago eso,  me podría haber pasado).   Las recibió el mismo hombre del sundae con sirope, pero con otro uniforme, asegurándose que no resbalaran en la escalerilla, que llegaran salvas a la planchada, a los deteriorados camarotes del único subsuelo..Ellas no se dieron cuenta lo extraño del asunto, no sabían de rituales de barco, de capitanes, de que -necesariamente-tendrían que haber visto mas gente. Ahora, mientras la necesidad de dejar testimonio me impulsa a esta crónica, en este preciso momento, una que está a mi lado,  se agarra con el puño su bata de toalla y lo increpa, le pregunta como se llama el barco. Insiste que es hora de develar el destino del premio de la Lotería Turística, no quiere que se note pero está asustada. Yo conozco los signos: está asustada.  El sol la ha puesto como un camarón, el pelo revuelto, la bata abierta que deja ver que abajo continúa (pese a las indicaciones en contrario) vestida con ropa de calle, para irse presta si fuera necesario (ese es el plan) Inclusive, al levantarse, noto que abajo de la toalla en la que recostaba su cabeza segundos antes, está su bolsito de mano. No se como pudo hacer. A mi me lo retiraron ni bien ingrese al barco. El mozo de los cayos plantales intenta tranquilizarla. Le dice que la nave es Das Narrenschiff y que el viaje será placentero. Le habla de cartas marinas, del Caribe, inclusive creo que escuché la palabra Mediterráneo. Ella vuelve a la poltrona, busca su bolso tanteando en la almohada , y por primera vez (es tarde) se da cuenta que en el mar (como en la vida) no hay por donde escapar. Yo cierro los ojos,  intentaré dormir, mientras la nave va.

Anuncios

7 thoughts on “entre gallos y medianoche. La municipalidad de lomas de zamora y su concurso de cuentos Veredas de Sueño

  1. El poema medicinal a mi me encanta. Ya te lo había dicho, creo. Yo lo compartí en el face y tuvo muchos megusta!! Gente desconsiderada la de los concursos que no avisan! no hay derecho che!

  2. Me lo llevo para el facebook esperando que los domingueros disfruten el relato y se deleiten con el poema. En ambos casos los organizadores demostraron 0 tacto y ninguna pizca de humanidad. ¿te alcanzan mis mimos?

  3. Si Vero, pero para completarla, te cuento que cuando retirè los libros, tenian una errata (ya les habia advertido cuando hace dos años me mandaron el mail diciendo que habia ganado) Mi nombre en el impreso estaba mal: No era Allegri con una sola l, no. En vez de Nilda el cuento figuraba como de MATILDE. ¡MATILDE! ¿PODES CREERLO? MATILDE, MI DIOS!.

  4. Mira qué loco, me acabo de enterar por tu blog que entregaron los libros del maldito concurso. De algún modo sentirte recompensada, a mi ni siquiera me avisaron que tengo allí un poema. Saludos.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s