los increibles y sobrevalorados chinos de la china.

NO trataré en este libelo de los chinos de los supermercados, de su aberrante costumbre de querer garcarte devolviendo caramelos cuando deberían dar monedas, de las costumbres de crianza hacia los niños pequeños, a los que -a nuestros ojos- les dan poca bola y los felpean mas de lo que estamos dispuestos a observar sin intervenir. Tampoco me harè eco de la detestable costumbre de desenchufar las heladeras-lo cual podes corroborar viendo la transpiraciòn de los envases cuando vas a la mañana- ni ese estilo que consiste en  tratar de pasar a los proveedores haciéndose los boludos.  Mi marido aprecia a los vecinos chinos y yo no tengo ni mu para decir de ellos, a excepcion de que revolean las cajas vacias desde el primer piso, con un desprecio por la prolijidad que desmienten sus limpios supermercados. También podría agregar en mi descargo, que -como amo lo chino, sin fundamento- cada tanto me tomo el bondi, el tren, el subte y me voy a pasear al barrio chino. Alli he visto a una dependienta china cortandose las uñas de los pies (algo que necesita una intimidad apenas menor a depilarse la entrepierna) atrás del mostrador,  sin disimulo.

Amo lo chino pero debo decirles que como todo aquello que desconocemos, tendemos a la sobrevaloraciòn de sus atributos.

Como parlotear es gratis tratarè de advertiros sobre  los chinos de la China. Dos personas que conozco fueron a la China, Una, mi hermano. Me contó un par de cosas increibles, la mas linda fue que los biombos existen para que los fantasmas (que siempre van en linea recta) no pudieran acceder. Otra que a los occidentales los llaman narigones. Se lo dijo su traductora china.
mail-google-com
La otra persona que fue a la China,  es un escritor que me parece terriblemente bueno, y terriblemente raro, Carlos Busqued  Lo sigo en tw y de resultas he leido que hace un par de semanas estuvo allí y escribio estas reflexiones chinas que  comparto sin agregarle una coma

hombres, mujeres, caminas una cuadra y escuchaste-viste gargajear a 11 personas JUAJJJGGHGGRJUAGHJRRRRRRRRJUAJJJJSPUT!

mira que en san cristobal estoy re acostumbrado a escuchar los esfuerzos de los paqueros por expectorar. pero esto es otra escala.

la otra cosa tremenda de los chinos es LO QUE GARGAJEA ESA GENTE

Los chinos tienen otras costumbres. Yo no soy antropologa, pero debo advertiros desde mi egocentrismo cultural: Escupen como hijos de puta y yo creo (porque mi amor por lo chino no se limita a paseos por la calle Arribeños en Belgrano, sino que tambien fui a una medica china) que se debe a que toman agua caliente en ayunas y eso le despega todo lo de adentro y tiene que expectorar

¿sabe ud. que el tendido del tren en el lejano oeste lo hicieron los chinos -no hablo de Haedo, sino de el oeste norteamericano)? Y todos los trabajadores morian como moscas menos los chinos ¡porque hervian el agua! Solo toman agua caliente esas gentes.

No crean uds . que tengo algo en contra de la chinitud ¡si hasta leo el I ching! Hasta ahi he llegado.
Pero, eso si, lo tengo que decir porque lo tengo atravesado en el garguero. La sabiduria china esta manchada de gargajos, un pueblo que le apretaba los pies a las mujeres para que no les crecieran -hasta la deformidad- no puede ser tan bueno, y con los chicos, somos mejores nosotros. Por lo menos no vamos escupiendo en ascensores y aeropuertos. Decia busqued que aquel que no escupe en la calle, lo hace en un pañuelo de tela y mira el garzo como quien estudia la borra del cafe.

Ademas ¿uds. saben que para las olimpiadas trataron de poner multas para que no gargajearan en las calles? No pudieron: escupir para los chinos es una costumbre ancestral.

Ni hablar de que nacer mujer es casi una desgracia.
Chinos a mi. Ja.!.

 

Anuncios

2 thoughts on “los increibles y sobrevalorados chinos de la china.

  1. Creo que nosotros los endiosamos, de tan pavotes. Toleramos a especialistas en truchadas como la acupuntura, (que no tiene nada de “ancestral”, y posiblemente ni siquiera sea china), la “medicina tradicional china”, (morían como moscas hasta la implementación de la medicina científica tal como la conocemos por acá), y hasta nos creemos lo de la maravillosa comida de sus restaurantes, que está hecha para nosotros… La verdadera comida china, la que ellos comen, nos resulta incomible. Y lo de gargajear es solo una de las aristas de los diferentes parámetros culturales que tienen en cuanto a higiene. Otras costumbres que tienen no nos son tan simpáticas y anecdóticas como escupir en público… Igual no creo que tengamos que culpar a nadie por su acervo cultural, no hablaría bien de nosotros como pueblo. Vienen del rincón opuesto del planeta y cargan su propia escala de valores, quién sabe lo que les parecerán nuestras vivezas y flojeras a la hora de trabajar…

    1. nada mas lejos de mi que criticar otras culturas. Ni a los llamados durante la conquista y hasta muy avanzado el siglo XX pueblos “primitivos”, ni a los sabios orientales.
      Creo que mi fascinacion geminiana por lo exotico me hizo escribir este post, cuya intenciòn fue mas bien humoristica que crìtica, y a la que verdaderamente le tomo el pelo es a mi misma, lectora del I ching, paseandera vocacional de la Casa China, e incluso visitadora de medica china que me tomo el pulso y me dijo que estoy mal del higado.
      Se que los chinos gargajeros son un incordio en los aeropuertos, y que contrarian nuestra estereotipo de sabiduria china. Mi hermano me dijo que cuando “vino el comunismo” se descuidò la educación, como que no habia aliciente para el crecimiento personal: Serà eso, o sera que gargajear en lugares publicos es como eructar para los hindues o cosas asi. Otros lugares, otros usos… me hubiera gustado ser una viajera, creame. Una antropologa del siglo XIX que se va escandalizando de lo que hacen en otros lugares, mientras se afana el obelisco de Luxor y lo pone en el medio de la plaza de una ciudad europea

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s