crónicas de calabaza. La despedida a Cristina.

Siempre dije que no soy tannnnn kirchnerista. Tengo unos asuntos con kirchneristas. Una vez, hace unos años, publiqué en un blog amigo Elojocondientes,  una crónica sobre el plan fines 2. Era una crítica desde adentro, porque yo era directora de un secundario de adultos y tenía 50 sedes de fines a mi cargo. El plan (o su implementación) era la nada misma en cuanto a calidad,  y una ofensa al tipo que creía que recibirse en el Fines era tener una secundaria. Me llamaron la atención de la inspección de adultos,  porque la gente del ministerio de desarrollo de nación que operaba en mi municipio estaba muy desagradada por la cosa. Yo borré el post y me decidí  a que entre esos tipos(muy kirchneristas) y yo había algo personal.

Luego, trabajando en salud, a un Secretario del sector, se le ocurrio que podía poner un servicio fines en el espacio fisico donde yo era la Jefa. Y ahi dije “el fines es una mierda”: yo creí que hablaba con un cumpa, creí que iba a poder desarrollar el argumento. El tipo me empezó a agredir personalmente: me dijo “porque no te vas a la puta que te parío” y otras cosas increibles, desde alguien que era funcionario, y que lideraba espacios en contra de la violencia de genero: Fue tan violento que no lo podia creer.La escena era patetica y yo quería explicar y el me abusaba verbalmente,  a partir de su poder , de una manera gravisima Y a la larga , cuando cayó la directora que me bancaba (porque yo trabajaba mucho) esa discusión generó que me echaran del trabajo como un perro. Literalmente. Creo, mirando para atras mi larga vida, que nunca me humillaron tanto. Dos personas del riñon kirchnerista de dos municipios diferentes me jodieron el laburo.

Por eso,se que  los kirchneristas  no orinan en agua bendita. Ademas tengo un gran amigo virtual que vive en Rio Gallegos que  me ha hablado del enriquecimiento histórico de la familia Kirchner. Es una persona de bien, nada fanatizado y no tengo por que no creerle.Es del pueblo y en el pueblo todo se sabe.

Todo eso vale como preambulo para explicar porque no soy tannnnn kirchnerista, pero mucho mas de lo que yo creia. Porque mas allá de la figura de Cristina (te amamos mucho, Cristina) yo adhiero al proyecto popular que se fue concretando en actos y no en saraza. Porque saraza cualquiera, pero aca dejaron obra. Es como con las palabras: una cosa es “te quiero mucho” y otra estar cuando te necesitan. Cristina y Nestor estuvieron. No voy a ennumerar logros. Otros lo han hecho y mejor que yo, infinitamente.

Y no voy a ennumerarlos porque hasta ahora no hice la crónica que prometí en el título y me voy en aprontes.

Resulta que hace como quince dias o mas decidí ir al acto. Y ayer a las tres, viniendo de trabajar la llame a Sara y a Silvia para ver si iban y al final salimos 5 en el auto de Virginia. Todas minas entre 56 y 66 años. Hemos ido juntas a infinitas marchas en los ultimos 20 años. Envejecimos yendo a marchas. Mi hijo,hoy , me señalaba que yo las conocía mucho antes del kirchnerismo, ¿como es que todas eran kirchneristas…. ? es que siempre pensamos lo mismo, antes de la era K. Sara era del PC, Silvia habia sido peronista filo montonera en el 73, yo intransigente,  y las otras dos no se, pero por ese lado de la calle. Calle que desembocaba en las grandes alamedas donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor, o tal vez (no es necesario citar a Allende), la avenida de las conquistas populares.

Puteando por no encontrar estacionamiento fuimos hasta el Bajo y doblamos para puerto Madero. Estacionamos, ahi a media cuadra del Correo Central, hoy, ballena azul, centro cultural Nestor.

Nos demoramos sacándonos fotos con celular, y hete aquí que revuelo de helicóptero, en un estacionamiento, con monos con celular y traje…. y todos para el alambrado… quien baja? Propio la Cris, con Maximo, la hija y los dos bebes!!!  Asi que vi a la Jefa y me vi gritando cual kirchnerista emocional “Cristina te amamos” un “grito de corazón” que me salía de la tripa.

La jornada había empezado bien. Muy bien. Había visto a Cristina. A la vuelta, yendo para el estacionamiento de nuevo, cruzo Alem y dale que vienen coches escoltados por motos de la policia. El vidrio polarizado no permitia ver adentro y no creí que allí estuviera, aunque todos gritabamos como que si. Eran tres autos, y debía ser mucha casualidad que la Jefa estuviera allí: Sin embargo estaba, porque cuando terminé de pagar el estacionamiento, partía el helicoptero. Asi que llegué con Cristina y me fui con ella y la saludé en las dos ocasiones, a pasos nomás.

¡¿Y en el medio que pasó? Mucha gente, el himno y nosotras, que nos ubicamos a la derecha del balcón un poquito adelante de la pirámide, antes del vallado, tapadas por una bandera azul y una roja, que tuvieron la decencia de enroscar previo al discurso.  Una familia lloraba, mis amigas me abrazaron un par de veces, se sentaron en el suelo, se cansaron porque están grandes y yo también, y mucha gente que no cobra planes -gente como yo, de clase media, gente que no llevo ningun colectivo, que fue porque se le cantaba- ademas de la otra, el pueblo que viene en colectivos pagos y el pueblo que viene aunque sea de rodillas.A nosotras y a tantos  nos podrían haber llamado nunca grasitas, y no es ningún merito, solo un observable. No damos physic du rol de choriplaneras,viejas para la asignación, muy lejos de parir hijos,   pero eramos (somos, seremos) las chicas de Cristina.

Yo la veia chiquita a Cristina, cuando lograba ubicarla en el balcón. Dudaba que fuera ella a veces, por la distancia podría haber sido cualquier otra y no tenia los de ver de lejos. Pero prefería estar allí que en el sillon de mi casa. Para eso habría tiempo. El sonido era impecable y la gente coreaba cosas como “NESTOR NO SE MURIO” o “macri cagon” pero el animo no era de odio, ni nada… una tristeza larvada, mezclada con orgullo, con desazon y a veces un ramalazo de bronca, que se yo.

Irnos de ahi fue un problema, gente que se descomponía y yo agradecía a mi estructura neurótica no tener miedo a las multitudes ni estar pensando siempre que alguien me puede tratar de cagar el celular. Porque hay gente aun mas voluntariosa  que nosotras, que lleva bebes o camaras nikon . Y entre todos, bebes, carritos, viejas, niñas que se descomponen de nada mientras sus novios las cargan, familias completas, organizaciones de la comunidad , formabamos un todo compacto tratando de salir en distintas direcciones chocando con puestos de chorizos, canteros de la plaza, y yo, mijo, que me trague la bala. Porque en el piso hay unas enormes y compactas balas enormes a modo de canteros y me comí una y la rodilla y el pie hoy amanecieron con los chakras desalineados.

Volvimos como se vuelve en todo fin de fiesta donde el ritual sirve para decirte que algo se ha acabado. Entre tristes y ansiosas y un poquito pasadas de revoluciones. Por la gran via del sur, la vieja y peluda Pavon, tocaban bocinas, mi amiga sacó por la ventanita, como si fuera un pañuelo y llevaramos a un enfermo grave, una banderita argentina y yo -que nunca fui peronista- ponía los dedos en V.

Porque hay algo de Victoria en esta despedida. Habran sido el mejor de los tiempos y el peor de los tiempos, como dice Dickens, no se. Yo he transitado mis cincuenta y recuperé algo que nunca tuve.

No me quiero poner triste, lo hecho hecho está. Que traerá el futuro? Menos esperanzas que cuando asumió Nestor es imposible tener. Ese bizco que venía de la mano de Duhalde con el pueblo devastado de telón de fondo no me merecía ninguna fe.
Entonces estaba todo perdido. Y me sorprendí.

Hoy hay un gobierno elegido por el pueblo, y estamos nosotros, los que no lo elegímos de pie y empoderados.

Esa plaza enseña algo. Yo no me puedo volver calabaza.Tengo que vivir en esta Argentina mía con un gobierno que no me gusta y que no vote, y encima no ser joven para esperar mucho futuro.

Pero no estoy muerta. Yo no me muero en la vispera y este tambien es mi tiempo. Ya veré como lo encararé. Siguiendo a Almafuerte, no me doy vencida, ni aun vencida.
Macri, ojala hagas lo que dijo Cristina: al fin de tu mandato, poder mirar a la cara (pero desde una honestidad y grandeza que yo no te conozco) y decir “lo hice lo mejor que pude, Argentina, no te debo nada.”

Amen.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

19 thoughts on “crónicas de calabaza. La despedida a Cristina.

  1. Nilda, me gustaría conectarme con vos, tengo un proyecto que estoy armando y creo te puede interesar, y por lo que leo en esta entrada sos de la gente que estoy buscando. Escribime si te parece y te cuento mejor. Abrazos!
    Mi mail: mo.381.u5.8 arroba gmail.com

  2. Todos estamos sensibles, el post me parecio bastante pobre, pero a uds. les gustó. Entonces, me empieza a gustar a mi misma. Yo me veo en el espejo de uds.

  3. a mi tambien me parece de lo mas lindo que leí por acá y me gustó la sinceridad y el no fanatismo…

    todos estamos tristes… y después del bailecito pedorro de hoy peor ja…

    un abrazo grande en este caso si peronista….

  4. ey, linda (Nilda) me alegro con tu alegría, melancolía, o lo que se llame, siempre me siento identificada con vos, no en este caso y no porque no me parezca detestable la figura del actual, simplemente soy menos “k” que vos . . . je taaaanto menos, que nos soy “k” y entonces, me gustás más cuando hacés ficción . . . abrazos . . .

  5. dos kirchenristas te mostraron la verdadera cara del kirchnerismo? y vos seguis siendolo, en fin, suerte, estoy muy alegre, extremadamente alegre, y, lo mio tambien es personal, cuando un sistema de poder tolera eso, es asi
    suerte eh, nada puede ser peor que esto, con suerte, volveran los peronistas

    1. la verdadera cara del kirchnerismo es para mi las 210 mil personas (mi amigo Tito experto en contar gente hizo el calculo) que ayer fue a despedir a Cristina, mas todos los que se quedaron con ganas de ir.
      Parece que los sistemas de poder son de tolerar mucho, todos.
      Si estas muy alegre despues de haber escuchado el mensaje pedorrisimo de Macri de hoy, llegaremos a la sabida conclusion: para gustos se hicieron los colores. Buena vida.

  6. gracias, Nilda, como siempre por la sinceridad desgarradora y sin otro compromiso que con lo que sale de adentro de uno mismo. linda crónica aun para quien mira desde la vereda del sol.

    El 10 de diciembre de 2015, 9:34, “SOY LO QUE VES ACÁ ,antes conocido como

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s