Empoderando el cuerpo, empoderandome.

Estoy trabajando en sentirme mejor. Nadie lo puede hacer por mi. Es un laburo de demolición de creencias.

Estoy trabajando en sentirme bien con mi edad. No sabemos cuanto vamos a vivir, y este es nuestro tiempo. Si estamos vivos, este es nuestro tiempo: El mio es esto: en mayo cumplo 61 y puedo hacer todo lo que tengo ganas de hacer y me de este cuerpo mio para hacer.  Deberé entender que si los demás se ponen incómodos con eso, problema de ellos, y que no se trata de hacer chistes, o pedir disculpas.  Yo tengo que reencontrarme con la belleza de esta edad, e incluso con la belleza de este cuerpo mio.

También estoy laburando en sentirme bien con este cuerpo que pone incómodos a los demás: si, estoy gorda. Lucho y vuelvo. Estoy gorda y soy bella en tanto la belleza es  inherente a la vida. No tengo que esperar a estar flaca (tal vez nunca lo esté) para apropiarme de sentirme bien con este cuerpo que pasea, que baila, que tiene sexo, un cuerpo que abraza al hijo,al compañero: Este, mi cuerpo. ¿acaso si yo te abrazo te contagiaré algo malo? ¿acaso se siente mal el abrazo?

No debera entenderse como cierta falta de pudor estas afirmaciones.  EL cuerpo es un asunto personal, pero también es un asunto político y yo aprendí a sentirme mal con él, porque tengo la mirada alienada en cierta gordofobia y fobia a la vejez construidas socialmente.  Parece que una mirada desaprobatoria atravesó mi vida, sino, no se explica.

Así que deconstruir esas miradas estigmatizantes cuesta un huevo. La primera, mi propia mirada, y no andar pidiendo disculpas porque no tengo 20 años menos (los tuve, ya pasé por ahi) o los 60 kilos que quisiera tener.

Acá una charla ted, que invito a ver.

Soy una mina en sus sesenta, soy una mina gorda, soy una mina bella. Es cuestión de cambiar de estándares, nomas.  Es cuestión de sentirse bien con lo que uno es. Después puedo bajar de peso tranquila, pero el trabajo sucio ya estará hecho.

Anuncios

3 thoughts on “Empoderando el cuerpo, empoderandome.

  1. tal vez no es tema de gordura o vejez. Que existe un modelo o paradigma a seguir de lo que está bien, de lo que es bello, nadie lo duda pero se puede sufrir siendo joven, gordo, flaco o cualquier combinación que te guste. Todo depende de la relación que logran imponernos con el cuerpo y si podemos zafar de esa mirada exigente. Es más, no creo que solo sea la mirada externa, a veces esa mirada también afecta cosas que hacemos que no tienen que ver con lo externo, no? digo. besito

    1. zafemos de la mirada “disciplinadora” (si se me deja usar a foucault) y seamos felices. Lo demas no importa nada a esta altura del viaje.
      un cariño.

si un arbol cae en el bosque y nadie lo escucha no hay sonido.Comentame que me gusta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s