argentina·en verso

Las cuarenta, a quien no le va.


Con el pucho de la vida apretado entre los labios,
la mirada turbia y fría, un poco lerdo el andar,
dobló la esquina del barrio y, curda ya de recuerdos,
como volcando un veneno esto se le oyó acusar.

Vieja calle de mi barrio donde he dado el primor paso,
vuelvo a vos, gastado el mazo en inútil barajar,
con una llaga en el pecho, con mi sueño hecho pedazos,
que se rompió en un abrazo que me diera la verdad.

Aprendí todo lo malo, aprendí todo lo bueno,
sé del beso que se compra, sé del beso que se da;
del amigo que es amigo siempre y cuando le convenga,
y sé que con mucha plata uno vale mucho más.

Aprendí que en esta vida hay que llorar si otros lloran
y, si la murga se ríe, hay que saberse reír;
no pensar ni equivocado… ¡Para qué, si igual se vive!
¡Y además corrés el riesgo de que te bauticen gil!

La vez que quise ser bueno en la cara se me rieron;
cuando grité una injusticia, la fuerza me hizo callar;
la experiencia fue mi amante; el desengaño, mi amigo…
Toda carta tiene contra y toda contra se da!

Hoy no creo ni en mí mismo. .. Todo es grupo, todo es falso,
y aquél, el que está más alto, es igual a los demás…
Por eso, no has de extrañarte si, alguna noche, borracho,
me vieras pasar del brazo con quien no debo pasar.

Anuncios
en verso·textos de otros

hueles de nuevo a sur.


I
Todo lo que precede es como los primeros momentos
de un encuentro después de mucho tiempo:
sonrisas, preguntas, lentos reajustes.
Es raro, me pareces menos morena que antes.
¿Se mejoró por fin tu tía abuela? No, no me gusta
la cerveza. Es verdad, me había olvidado.

Y por debajo, montacargas de sombra, asciende despacio otro
presente. En tu pelo empiezan a temblar las abejas, tu mano
roza la mía y pone en ella un dulce algodón de humo. Hueles
de nuevo a sur.

Julio Cortazar.

 

en verso·textos de otros

hablar para na. Decepciones y otras cosas que duelen.


Maria Marta me alcanza este poema del blog Inmaculada Decepcion , un poema de Mario Trejo

no lo voy a explicar, se explica solo

 

el insomne insumiso o sobre los alcances de hablar de ciertos temas

Hemos hablado toda la noche
de cómo va el mundo

Fue una buena comida
abundante y sin lujos
entre viejos amigos

Alguien recordó a Saint-Just;
los que hacen revoluciones
los que quieren hacer el bien
no deben dormir más que en la tumba

Miramos el fondo de las cosas
paladeamos el vino
y hablamos también
de secuestros de aviones
y personas desaparecidas
y cadáveres abandonados
en basurales taciturnos

Discutimos la diferencia
entre la muerte de un tornero
y el rapto de un embajador
su precio en moneda diplomática

Alguien aclaró la distancia que media
entre guerrilla y terrorismo
cuestión de objetivos
de víctimas y medios
de razones y llantos

Una y otra vez tocamos el tema
de los intereses nacionales
es decir
del interés nacional
que entierra los gestos heroicos o inútiles
y los riesgos de la guerra
hablamos de la paz nuclear
y del ausente con permiso de los chinos
en Vietnam Bangla Desh e Indonesia
de los americanos en Praga
de los rusos en Santo Domingo
del mundo entero en Chile
y de las tropas de etcétera en el país de etcétera

Pero volvíamos siempre al punto de partida
la tortura y sus técnicas
oficio que ignoran el virus y el tigre
el escorpión y la culebra
viciosa búsqueda de la verdad
mundial y sin secretos

Como de costumbre
estuvimos de acuerdo en que poco o nada
se arregla con canciones y puestas en escena
con rituales de cámaras y luces
y palabras elegidas con pasión y paciencia
Para qué repetir
que un poema no devuelve la vida
La película ha terminado y el cine continúa

Yo no soy el hechicero de una tribu profética

Por fin resolvimos que
de todos modos
es peor el silencio
que hablar es algo más que una droga

Y las sirenas aullaban en la calle

Porque la verdad es verdad
sólo cuando es pronunciada
golpeada a veces
a puro y torpe corazón

Porque no hay tiempo que perder

Pero supimos también
que vale la pena salvar un minuto
para recordar que a la verdad también hay que pensarla
meditarla destriparla
Porque el blanco de la verdad es la eficacia
Cabeza fría y corazón caliente
Cálida sobremesa
discretamente alcohólica
entre viejos amigos

La verdad
nos dijimos
no es ni fea ni bonita
Pero igual deberíamos salvar un minuto
para el poeta que hay en todo hombre
para que pueda sin temor
perder la ilusión de que cuando termina la belleza
se acaba la verdad
Para que pueda realizar la ilusión
de que donde acaba la verdad termina la belleza
como en esos discos de Bach o d e los Beatles
que giran hoy a 33 revoluciones por minuto

Nos callamos un rato
cómplices en saber que la bestia humana
sólo sonreirá cuando verdad y belleza
sean una sola y misma cosa

Insomnes
hablamos toda la noche
Insumisos ante el poder de la palabra
Convencidos de que las ideas
sólo se redimen en la práctica

en verso

la noche mojada


 ETNAIRIS RIVERA poeta contemporanea, nacio a fines de los cuarenta en Puerto Rico.nació el 17 de febrero de 1949, en San Juan, Puerto Rico. 

La noche mojada

Podrías diluirte en la noche mojada 
como que no existen ya los cuentos de ayer, 
y el mundo no es interminable. 

Podrías permitir que te abracen, 
aunque sepas que el idilio dura poco. 

Eres tu propia testigo, caminas 
embriagada del aroma exquisito del presente 
y del que ahora te ama 

y te escribe versos, y te sube a la pirámide, 
y sobre ti se derrama por tantas horas. 

Quién te daría el nombre del amor, 
la melodía exacta 
que no has encontrado en el trapecio. 

Eres tu propia libertad, 
cabalgas arriba de ese amor irresistible


.
en verso·zurdaje

GALEANO HABLANDO SOBRE ROQUE DALTON


La fuente es Cuba Debate.

“Roque fue mi amigo. Para mí es un nuevo capítulo de la historia universal de la infamia a la cual tanto ha contribuido y sigue contribuyendo, lamentablemente, nuestra América Latina. Otro capítulo más para agregar a los muchos ya que nuestros amos han ido redactando. En el caso de Roque es un escándalo. Fue asesinado por ser como era, porque era un tipo con un evidente y notorio sentido del humor y del amor, muy jodón, muy divertido, y absolutamente incapaz de obediencia. Fue asesinado por algunos de sus compañeros de la guerrilla de El Salvador. Para mí son criminales porque creo que son tan criminales los revolucionarios que matan para castigar la discrepancia, como los militares que matan para perpetuar la injusticia”.

Y me llamarán el escrutador.
El más apto para ser odiado
(Dalton, 1968 )

No te pongas bravo, poeta…

La vida paga sus cuentas con tu sangre
y tú sigues creyendo que eres un ruiseñor.

Cógele el cuello de una vez, desnúdala,
túmbala y haz de ella tu pelea de fuego,
rellénale la tripa majestuosa, préñala,
ponla a parir cien años por el corazón.

Pero con lindo modo, hermano,
con un gesto propicio a la melancolía.

en verso·zurdaje

exoneran a los asesinos de Roque Dalton


Roque Dalton era un poeta, era un gran poeta, que cantaba  a la revolución, un poeta entonces revolucionario. Lo mataron en el 75. Uno de sus verdugos ocupa hoy un cargo en el gobierno de El Salvador, su patria. 

A Roque Dalton lo mataron y aqui decimos que el tipo nos sigue hablando en la oreja su puñado de verdades. En el no soy hay algunos de sus poemas, que podes encontrar poniendo en el buscador Dalton. Pero como hace calor y nadie quiere buscar nada, aca va, desnuda,un boton de muestra, y mas abajo, la noticia de la injusticia que permanece

Desnuda
Por Roque Dalton
(El Salvador)
Amo tu desnudez
porque desnuda me bebes con los poros
como hace el agua cuando entre sus paredes me sumerjo.
Tu desnudez derriba con su calor los límites,
me abre todas las puertas para que te adivine,
me toma de la mano como un niño perdido
que en ti dejara quietas su edad y sus preguntas.
Tu piel dulce y salobre que respiro y que sorbo
pasa a ser mi universo, el credo que me nutre,
la aromática lámpara que alzo estando ciego
cuando junto a las sombras los deseos me ladran.
Cuando te me desnudas con los ojos cerrados
cabes en una copa vecina de mi lengua,
cabes entre mis manos como el pan necesario,
cabes bajo mi cuerpo más cabal que su sombra.
El día en que te mueras te enterraré desnuda
para que limpio sea tu reparto en la tierra,
para poder besarte la piel en los caminos,
trenzarte en cada río los cabellos dispersos.
El día en que te mueras te enterraré desnuda
como cuando naciste de nuevo entre mis piernas.

copio y pego

Exoneran a acusados de asesinato Roque Dalton

Familia Dalton acusa a Fiscalía de no investigar tras la denuncia presentada en mayo de 2010. La FGR dice que no lo hizo porque el delito ya prescribió.

Escrito por Ricardo Flores
Martes, 10 enero 2012 00:

“La FGR ha demostrado su inutilidad en cuanto a buscar justicia, no ha investigado nada. Está claro que el Estado deja de lado a las víctimas.”

Juan José Dalton,hijo de Roque Dalton
“El crimen de Roque Dalton es un asesinato natural, no representa los requisitos de un delito de lesa humanidad.”
Fiscal Unidad Antihomicidios, sobre la prescripción del caso Dalton
El juez Romeo Giammattei decidió ayer exonerar de cargos a los excomandantes guerrilleros Jorge Meléndez y Joaquín Villalobos, acusados, por la familia de Roque Dalton, de asesinar al poeta el 10 de mayo de 1975.
El juez avaló, en la audiencia inicial, el sobreseimiento definitivo que había solicitado la Fiscalía General de la República (FGR) para ambos acusados.
De acuerdo con los fiscales que no quisieron identificarse, la FGR pidió la absolución de los dos excomandantes porque, según ellos, el homicidio de Roque Dalton ya había prescrito.
“La representación fiscal, luego de hacer un análisis de la denuncia interpuesta de los hechos, concluimos en nuestro razonamiento jurídico que el delito ha prescrito. En ese sentido, lo procedente apegado a la ley es un sobreseimiento definitivo”, explicaron los fiscales de la Unidad Antihomicidios de la Fiscalía.
La familia Dalton presentó una denuncia ante la FGR el 14 de mayo de 2010. En ella, acusó a los dos excombatientes de ser responsables del asesinato del poeta. Sin embargo, la Fiscalía presentó el requerimiento, junto con la solicitud de exoneración, al tribunal el 23 diciembre de 2011.
Tras el falló del juez, Juan José y Jorge Dalton, hijos del escritor, dijeron que la resolución judicial de exonerar a los excomandantes no les toma por sorpresa.
“Eso ya lo estábamos esperando. Nosotros como ofendidos seguimos teniendo esperanza de buscar justicia, evaluaremos apelar esta decisión a escala nacional y a la vez, esperamos que el caso siga en la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”, dijo Juan José Dalton.
La familia Dalton se quejó a la salida del tribunal de la falta de investigación por parte de la FGR. “La Fiscalía ha demostrado hoy su inutilidad en cuanto a buscar justicia, no ha investigado nada”, dijo Juan José.
“Para nosotros el crimen de Roque Dalton es un asesinato natural, no representa los requisitos de un delito de lesa humanidad. Estamos inhibidos de investigar porque ya pasó el tiempo para hacerlo”, dijo uno de los fiscales.
Jorge Meléndez, actual secretario de Vulnerabilidad, el único de los acusados presentes en la audiencia, dijo que con el fallo se ha demostrado su inocencia.
en verso·lo masculino enigmatico

Lo masculino enigmatico. Hoy Fabian Casas.


Fabian Casas, demiurgo de Boedo, escribió este poema ante la muerte de su padrino, al que amaba como un hombre joven puede amar a alguna de las versiones del padre que a veces se ponen a tiro.
Un poema impresionante . Los Ciclos, se llama.
Lo masculino enigmatico.

Estuve charlando con tu verdugo.
Un hombre pulcro, amable.
Me dijo que, por ser yo,
podía elegir la forma en que te irías.
Los esquimales, explicó, cuando llegan a viejos
se pierden por los caminos
para que se los coma el oso.
Otros prefieren terapia intensiva,
médicos corriendo alrededor, caños, oxígeno
e incluso un cura a los pies de la cama
haciendo señas como una azafata.

“¿Es inevitable?”, le pregunté.
“No hubiera venido hasta acá con esta lluvia”, me replicó.
Después habló del ciclo de los hombres, los aniversarios,
la dialéctica estéril del fútbol, la infancia
y sus galpones inmensos con olor a neumáticos.
“Pero”, dijo sonriendo,
“las ambulancias terminan devorándose todo”.
Así que firmé los papeles
y le pregunté cuándo iba a suceder…
¡Ahora! dijo.
Ahora
tengo en mis brazos tu envase retornable.
Y trato de no llorar,
de no hacer ruido,
para que desde lo alto
puedas hallar
la mano alzada de tu halconero.