la construcción social y mediática de la realidad: el ejemplo de la juventud perdida…


Litto Nebbia, cantando Fuera de la Ley, la psicodelia nuestra de entonces. No pretendo que lo escuches todo: hacer un disco (?) de once minutos era el colmo de lo transgresor. Eran los setenta,bolù.

¡ay, juvintud pirdida! decía un personaje gallego en una de las comedias blancas , que me deformaron la cabeza cuando usaba medias modecraft y minifalda.

El tópico de la juventud como peligrosa, descarriada, inferior en calidad a la anterior generación es eso, un tópico. Tiene la función psi de tramitar el duelo por el paso del tiempo, de los “maduros”; una función definitivamente narcisista (ellos serán jóvenes, pero cuando nosotros eramos jóvenes eramos infinitamente superiores). También reclama obediencia y subordinación.

En los setenta eso estaba exacerbado, en postguerra el mundo había hecho plop y ya lo saben, es un lugar común, las píldoras anticonceptivas (comentábamos con escándalo que las madres “en-tre-ga-ban” a sus hijas yankis, habilitando una sexualidad promiscua), la minifalda, la actividad política (luche y vuelve), la existencia de automóviles donde uno podía ir de acá para allá y el rockanroll hacian que todo el antiguo Orden pareciera descascararse. Y en tanto, las jóvenes nos hacíamos la toca para tener el pelo lacio, inclusive yo, que tenia el pelo lacio.

Haber transitado los setenta siendo joven me da el derecho de decir que la juventud era tan durita y prejuiciosa como una película de Palito Ortega. Inclusive los rockeros. Miren si yo habré sido jodida, que compraba la Pinap y la Pelo.

Como ahora, siempre fue difícil ser joven: se espera (tácitamente) que uno cambie el Porvenir, se espera Todo. Y uno de mis lemas es “todo es demasiado”: La juventud (que palabra chota, por Jebus) hace lo que puede, lo que puede a veces es ser Kurt Kobain, o el pibe ese que se murió por la cocaína e imitaba a Rodrigo y del que ya no me acuerdo el nombre. A veces la juventud (???) se deja matar por causas mejores o peores (la guerra, la Revolución, la puta que los pario), se entregan como pequeños pájaros heroicos, no le dejan hacer otra cosa. (Y alguien, en tanto, acumula poder o dinero a su costa).

El adolescente es un objeto social amado, temido y envidiado. Entronizado y bajado a cachetazos.

Siempre lo fue, desde que existe esa construcción social llamada  adolescencia: hubo tiempos en que de niño pasabas  a adulto, y no estoy hablando de las culturas  donde te limaban los dientes, te tirabas de un acantilado o te hacían hacer ayuno en una choza tras del río, hablo por ej. de la Revolución Industrial e Inglaterra: un dia eras un pilluelo correteando y al otro día estaba sacando carbón con tu viejo en la mina, minga de adolescencia.

Y por que hablo de esto? Porque Tito colgó en el Magicas Ruinas (www.magicasruinas.com.ar) una crónica periodística de un recital de Los Gatos en Buenos Aires, donde el distraído lector puede pensar que se trata de un fenómeno similar a algún recital Metalero en su peor momento, con Hells Angels matando a cadenazos a negros. No amigo, eran Los Gatos,(narianariannnairanarannnniubidub) y eran los primeros setenta: he ido a recitales de los Gatos en los setenta y nadie fumaba ni siquiera porros en las tribunas. Solo en la jodida mirada del cronista estaba el mal y el peligro que en la nota se despliega. Apuesto mi sello.

Pero, claro, era la juventù; léanla porque da nostalgia, y por que da cuenta de que las crónicas, mas que la realidad, reflejan la intelección de un tiempo.

http://www.magicasruinas.com.ar/rock/los-gatos.htm

Los Gatos

viñetas de relaciones en el trabajo que incluye lamentos de una seguidora K, en un entorno laboral antik


Una de las porteras me dice, a pesar mio, “señora directora”. Las preceptoras me tratan de usted, pero eso no dice nada de distancia afectiva,  hacemos bromas guarras y las quiero porque son buena gente, y me siento que me quieren, para mi son mis compañeras de laburo

Las escuelas son lugares muy raros, muy verticales. Yo, que soy por convicción muy horizontal, no me hallo cómoda en el Orden Escolar. Tal vez por eso me jubilaré antes de tiempo, muy pronto.  Las inspectoras esperan de mi una subordinación que no tengo y ya me cansé. O me jubilo o reviento.

Soy la única kirchnerista en mi oficina de directora de escuela, donde trabajamos seis mujeres. Después están los profesores, algunos son del palo, generalmente los mas formados. Sesgos.

Una de esas mujeres con las que estoy cada día,

images (1)
ay jesus, nosotras las diretoras!!!!

la mayor,  no dice su edad jamas. Yo podría buscarla (soy su jefa) en los papeles, pero la verdad eso me importa nada. Quizá lo que me da lástima es no poder saludarla en el cumpleaños, fecha que oculta. Para mi es una vieja.

Tiene una curiosidad malsana sobre la sexualidad ¿que hacen los gays?, me pregunta ¿que hace el que hace de mujer y el que hace de hombre? No hay mujer y hombre, pedagogeo yo. Me hace las preguntas mas increíbles que ud. se pueda imaginar, y me intuye un saber que no tengo. Las sexualidades diferentes, las practicas aberrantes , cualquier cosa orillando la perversión puede preguntarme esa amable mujer, monógama y pacata, a la que nunca escuché decir una mala palabra.

Es básicamente antipobre, lombrosiana  y feroz antik. Ama los perros abandonados, los cura cuando están lastimados. Fue madre una vez. Conmigo es respetuosa y gentil . Tiene un miedo paranoico a ser asaltada, pero  sale cada noche a trabajar, y vuelve a su casa conurbana, en  auto, con rituales que incluyen contraseñas, llamadas a celulares y vueltas manzanas para poder entrarlo al garage y no ser emboscada por jóvenes endrogados que necesariamente son cabecitas negras. Como es muy mayor, siempre la molesto diciéndole que jamas va a pedir la jubilación y que dentro de muchos años pasarè por la escuela y la veré caminando con trípode. Yo ya me jubilo pronto, me fumaron como a un porro en ese laburo, sin filtro y hasta el final, me sacaron la alegría.

El martes, apenas me ve (y antes de decir que a Mangieri le hicieron una cama, pobre hombre) me espeta triunfante declamando “el fin del kirchnerismo” Yo creo que habla de las PASO, pero no. Es el fin del kirchnerismo, Nilda, me dice:  ¿vio lo que hizo su presidenta? Tuvo que ocicar, ganamos la batalla, tuvo que subir el minimo no imponible de ganancias, una señal clara de que este gobierno (su gobierno, debe haber dicho) se va al tacho. (no diría jamas  “se va a la mierda”)

Y así me entero (todo el día sin prender la tele) que muchísimos trabajadores de capas medias no van a tener que pagar impuesto a las ganancias, Incluida yo.

La lectura que hago es ¡que bueno! Y sobre todo que la guita que le sacaban al trabajador va a salir de la transacción con acciones. Ahora bien ¿porque esto es para ella y tantos como ella, una debilidad del gobierno, el fin del kirchnerismo? ¿como funcionan esos cerebros? Es un misterio para mi. Un gobierno escucha los reclamos y leen debilidad? No los escucha y es sordera? Se minimiza el impacto tributario sobre salarios y allí solo hay intención de modificar la tendencia del votante?

Lo hacen por los votos, sentencia finalmente, y el metamensaje es ¿vio?, yo le dije, son una runfla de rufianes estos K y llegan a bajar el impuesto con intenciones aviesas.

Aestas alturas ya no quiero discutir . Le digo “dale, alcanzame el bibliorato” y procedo a escuchar las preguntas sobre el sadomasoquismo a propósito del caso policial del momento, que me hará, mientras sorbo el cafè que me hace la portera y que a escondidas mias le pone azucar, para que haga espuma. Y en tanto, cuento matricula.

adiós, carrito, adiós. Bondiolita al limón ya no serás la misma.


imagesMe pierde la Costanera. Será porque fue mi mar, cuando no conocía el mar. No veo lo que hay, veo la que fui. Mis recuerdos de infancia, y de adolescencia se inflan los pulmones de aire de rio, cuando pienso en ese marrón hasta el horizonte, arriba el cielo y mas allà -pero muy lejos, muy lejos- el otro mundo.

Cuando voy a la costanera, hago caso omiso de la mugre, de las bolsitas de nylon que ruedan, de las botellas vacias . Me conecto con lo eterno. Y a veces, algunas me clavo una bondiolita, en mesas de plástico chorreadas de mirinda, mientras las moscas danzan lo suyo y el viento me despeina y todo huele tan criollo, tan nacional.

Otros tendrán la rive gauche, el guadalquivir (digo guadalquivir y pienso en naranjas) Yo tengo la costanera. Macri dio en comodato unos carritos de metal (la foto me hizo acordar a los que vi en Montevideo, una noche de carnaval) , que reemplazaran aquellos carritos que hasta ayer orlaban la costanera. El tiempo es asi, las cosas perecen y yo me vengo mas vieja, Y encima detesto a Macri, le harìa la prueba de la blancura: ¡se macho, ponete una mayonesa con raros adherezos que estuvo a 39 grados a la sombra durante dos horas, solo por el gusto de ponerle mayonesa al churrasquito!

No hace mucho la costanera estaba sin las luces y las ratas andaban de aca para allà. Yo igual era feliz allì. Dejenme ser chota y sentir ya nostalgia por los viejos carritos. Una no tiene nostalgia porque antes las cosas eran mejor. Siente nostalgia porque alguna vez allì fue feliz.

0010077992

2da. parte de spinetta habla de miguel abuelo


no me di cuenta, y el audio de spinetta hablando de miguel abuelo no salio en el post que hubiera debido. A nadie le importa demasiado, quiza a Raul, mi hermano, que gusta de spinetta y a Daniel, del blog del populismo, quien quiere a miguel abuelo, mucho

Para ellos el link, ya que no se por que este wordpress que tengo no me deja pegar goears

http://www.goear.com/listen/5e78304/luis-alberto-spinetta-habla-de-miguel-abuelo-luis-alberto-spinetta

tan lejos de Dios y tan cerca de los Estados Unidos: que falta que hace que reviva Pancho Villa


imagesLes conté de mi curso de fotografía. El blog me ha hecho mas sabia, porque para ilustrarlo he pasado muchas horas en el año mirando imágenes.Casi una experta. Hoyestaba viendo fotos fúnebres: las fotos de  muerto de Guevara,  de Pancho Vila, de Zapata.

Les cuento que mi abuelo, que murió en los cuarenta y por ende no  conocí, sacaba fotos en entierros. Cuando era niña y me enteré me pareció algo abominable, pero la vida me ha mostrado que hay usos sociales mas horrorosos aun y que a nadie llaman a escándalo

De tanto ver fotos mexicanas, me dio ganas de poner un corrido de revoluciones.

Ay, México lindo, tan lejos de dios y tan cerca de los estados unidos….

Aparo Ocho cantandole a Pancho Vila: alguien le tiene que poner un poco de coto a esos gringos del orto: Antes Mexico y siempre despues alguno nuevo,siempre. No entiendo lo que pasa en Siria, pero siempre los pinches yanquis tratando de sacar ventaja, sin importar los muertos.

.

Mi amigo Quique


descargaQuique me puede: él tiene un blog de poesía de verdad, de los grandes y me publico allí unos poemas: Entonces soy deudora, y honro las deudas.
Esperando tener lectores a los quede cerca Villa Allende los invito a la vernisage, digan que van de parte de Nilda y por ahí ligan una copa de vino de arriba

Digo Villa Allende y me vienen vagas memorias de cierta calcomania en el primer auto que compro mi viejo, pegada en parabrisas de atrás

Asi escribe Cecilia, una de Las Ilusas

si supiera mirar

te hubiese amado en cada costado
incluso en los que duelen

la ceguera también es un país

                                                                                 

 

 

¿quien soy?


Mentira La Verdad 2 - Sicario InfernalLes digo a los pacientes que vienen sin saber mucho a que, que tienen que encontrar como formularse las preguntas basicas de lo humano, preguntas que andan rondando desde que los griegos esculpian en marmol o tal vez antes.
Quien sos, que queres, para que estas acá. Las viejas preguntas por el sentido de la vida.

Y la mas importante es que vas a hacer con el cacho de vida que te fue dada. Eso se lo digo a pibes que ni siquiera terminaron la primaria, que andan todo el día drogados, algunos chorros, la mayoría con familias terribles. Pero entienden de que hablo. Nos va la pregunta, a nosotros los humanos, no hace mucha floritura. A eso convoco, y me convoco. La filosofia a martillazos, y nosotros como hacedores.

Mirando Mentira la verdad, (me encanta ese programa del canal Encuentro), del filosofo K, el hermano de Mauro Zeta, el del noticiero, me quedè colgada de  la canción de Calle 13, que usa como cortina.
Es lindo lo que dice

Soy,
Soy lo que dejaron,
soy toda la sobra de lo que se robaron.
Un pueblo escondido en la cima,
mi piel es de cuero por eso aguanta cualquier clima.
Soy una fábrica de humo,
mano de obra campesina para tu consumo
Frente de frio en el medio del verano,
el amor en los tiempos del cólera, mi hermano.
El sol que nace y el día que muere,
con los mejores atardeceres.
Soy el desarrollo en carne viva,
un discurso político sin saliva.
Las caras más bonitas que he conocido,
soy la fotografía de un desaparecido.
Soy la sangre dentro de tus venas,
soy un pedazo de tierra que vale la pena.
soy una canasta con frijoles ,
soy Maradona contra Inglaterra anotándote dos goles.
Soy lo que sostiene mi bandera,
la espina dorsal del planeta es mi cordillera.
Soy lo que me enseño mi padre,
el que no quiere a su patria no quiere a su madre.
Soy América latina,
un pueblo sin piernas pero que camina.

Tú no puedes comprar al viento.
Tú no puedes comprar al sol.
Tú no puedes comprar la lluvia.
Tú no puedes comprar el calor.
Tú no puedes comprar las nubes.
Tú no puedes comprar los colores.
Tú no puedes comprar mi alegría.
Tú no puedes comprar mis dolores.

Tengo los lagos, tengo los ríos.
Tengo mis dientes pa` cuando me sonrío.
La nieve que maquilla mis montañas.
Tengo el sol que me seca y la lluvia que me baña.
Un desierto embriagado con bellos de un trago de pulque.
Para cantar con los coyotes, todo lo que necesito.
Tengo mis pulmones respirando azul clarito.
La altura que sofoca.
Soy las muelas de mi boca mascando coca.
El otoño con sus hojas desmalladas.
Los versos escritos bajo la noche estrellada.
Una viña repleta de uvas.
Un cañaveral bajo el sol en cuba.
Soy el mar Caribe que vigila las casitas,
Haciendo rituales de agua bendita.
El viento que peina mi cabello.
Soy todos los santos que cuelgan de mi cuello.
El jugo de mi lucha no es artificial,
Porque el abono de mi tierra es natural.

Tú no puedes comprar al viento.
Tú no puedes comprar al sol.
Tú no puedes comprar la lluvia.
Tú no puedes comprar el calor.
Tú no puedes comprar las nubes.
Tú no puedes comprar los colores.
Tú no puedes comprar mi alegría.
Tú no puedes comprar mis dolores.

Você não pode comprar o vento
Você não pode comprar o sol
Você não pode comprar chuva
Você não pode comprar o calor
Você não pode comprar as nuvens
Você não pode comprar as cores
Você não pode comprar minha felicidade
Você não pode comprar minha tristeza

Tú no puedes comprar al sol.
Tú no puedes comprar la lluvia.
(Vamos dibujando el camino,
vamos caminando)
No puedes comprar mi vida.
MI TIERRA NO SE VENDE.

Trabajo en bruto pero con orgullo,
Aquí se comparte, lo mío es tuyo.
Este pueblo no se ahoga con marullos,
Y si se derrumba yo lo reconstruyo.
Tampoco pestañeo cuando te miro,
Para q te acuerdes de mi apellido.
La operación cóndor invadiendo mi nido,
¡Perdono pero nunca olvido!

(Vamos caminando)
Aquí se respira lucha.
(Vamos caminando)
Yo canto porque se escucha.

Aquí estamos de pie
¡Que viva Latinoamérica!

No puedes comprar mi vida.

Nadie mira ventiseis minutos de programa en un blog, pero bueno, uno siembra al voleo